Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
La Atalaya del Vigía Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Yo no soy malo, vil criatura. Soy… complicado." Loki / Amazing Spiderman #503
ID

Grendel Tales: El legado de Hunter Rose

Un artículo de Rodrigo Arizaga Iturralde - Introducido el 28/12/2016
La Atalaya del Vigía

Artículos relacionados

· Grendel Integral #1: Hunter Rose

· Grendel Omnibus #2: El Legado

· Grendel vs La Sombra

La publicación por parte de Planeta de la edición ómnibus de Grendel viene a rellenar un hueco en el panorama editorial patrio referido a la obra de Matt Wagner. Obra que hasta la fecha había sido publicada en España de forma intermitente, sin un orden concreto, en diferentes formatos y con grandes omisiones por varias editoriales. Una trayectoria que hacía poco menos que imposible que el lector medio pudiese apreciar en su justa medida el trabajo de Wagner y sus colaboradores. Pero incluso ahora, aún quedan huecos por rellenar en la bibliografía “grendeliana” como es el caso de la cabecera antológica Grendel Tales.


El peculiar desarrollo de Wagner para la serie original, evolucionando de las fechorías en el presente del criminal enmascarado Hunter Rose a una suerte de antología futurista de ciencia ficción apocalíptica, propiciaron la creación de un mundo propio dotado de un peculiar trasfondo histórico, político y religioso con la figura de Grendel como centro. Un panorama tan amplio que excedía las tramas de la serie principal, propiciando el escenario para historias paralelas. Así lo entendió el propio Wagner cuando, antes de concluir la serie original, decidió crear una segunda cabecera donde cedería su puesto a otros autores para que estos diesen su propia visión del universo Grendel. Sin embargo, el litigio entre Wagner y la editorial Comico por los derechos del personaje retrasaría varios años la puesta en marcha del proyecto hasta su reanudación en los noventa a manos de Dark Horse. Como ya había hecho con los dibujantes en la serie original, Wagner hizo gala de un magnifico olfato para reclutar autores poco conocidos pero de talento a punto de explotar, suponiendo en algunos casos su trabajo el debut de dichos creadores en el cómic USA.

Así sucedió con James Robinson y Teddy Kristiansen, responsables de inaugurar la antología con la miniserie Cuatro Diablos, Un Infierno. Una asfixiante historia ambientada en la calurosa y decadente ciudad de Nueva Orleans donde los caminos de cuatro personajes –un detective privado, un jugador profesional, un coleccionista de reliquias y un grendel demente- se cruzan en una intriga que implica vudú, conspiraciones y vampiros en la búsqueda de una preciada reliquia -la calavera del difunto Hunter Rose-. El atmosférico dibujo de Kristiansen, rompiendo con la estética habitual del cómic mainstream USA, redondeaba este pequeño clásico que lanzaría la carrera de ambos autores.


El canadiense Rob Walton tomaría el relevo con The Devil´s Hammer, miniserie de tres entregas sobre el superviviente de una masacre perpetrada por el ejercito grendel que se une a sus filas buscando vengarse de los responsables. Sin embargo, una vez dentro sus convicciones comienzan a verse afectadas por el credo Grendel, en una historia sobre la venganza y la fe donde el autor, antiguo seminarista, reflexiona sobre sus propios demonios. Steven Seagle y Paul Grist se responsabilizarían de El Diablo entre Nosotros, relato de terror ambientado en una estación polar asolada por una extraña epidemia que recuerda al John Carpenter de La Cosa (1982) y donde asistimos a la redención de Jonah, un grendel suicida carcomido por el remordimiento. Homecoming correría a cargo de Patrick McEown, dibujante de la trama final de la serie regular y de la que esta historia podría considerarse un spin-off al recuperar al personaje de Susan Veraghen, la guardaespaldas y amante de la hermana del Grendel Khan, para narrar el regreso a su localidad natal consumida ahora por el crimen.


Mención aparte merece del díptico Devils and Deaths y Devil´s Choices -recopilado como Guerra de Clanes- a cargo de Darko Makan y el malogrado Edvin Biukovic. Una historia donde dos clanes grendel se enfrentan en una guerra fratricida y temas como el honor, la lealtad, el deber, el recuerdo de los muertos y el perdón se despliegan a lo largo de una década. Una historia que ambos autores de origen croata convierten en una lúcida y dolorosa reflexión sobre la entonces en curso Guerra de los Balcanes y que es, por derecho propio, uno de los mejores cómics de los años noventa.


Devil May Care de Terry Laban (The Dreaming) y Peter Doherty (Juez Dredd) y The Devil´s Apprentice de Jeffrey Lang (Stark Trek) y Steve Lieber (Whiteout) cerrarían Grendel Tales con dos historias de géneros muy distintos.

La primera, ambientada en una Indianápolis donde las famosas carreras se han convertido en mortales pruebas de honor, cuenta la tortuosa relación sentimental entre el líder de un clan grendel con la madre de un joven y problemático recluta. La segunda fusiona la imaginería de la saga con la mitología india mediante la conversión en grendel de un joven nativo americano que busca enfrentarse con su difunto padre transformado en vampiro.

Policiaco, drama, terror, acción, bélico, romance, western… cada entrega de Grendel Tales supo utilizar el concepto creado por Wagner ampliándolo y fusionándolo con otros géneros sin desvirtuarlo, gozando de un excelente nivel argumental y gráfico. Una labor que solo ha sido publicada parcialmente –los tres títulos traducidos al español- por estos lares en ediciones largo tiempo agotadas y convertidas en carne de especuladores. Un más que interesante material merecedor de la estupenda edición ómnibus citada al inicio del texto y que debería figurar entre los planes editoriales de Planeta.

contactarEdición impresa