Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Heroes Return – Ka-Zar: La Jungla de Asfalto Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"'Soy un abogado ciego con un historial de cárcel y tragedias personales. ¿Hay algo en ese perfil que le haga pensar que tengo sentido del humor?'" M. Murdock / A. Spiderman #38
ID

Heroes Return – Ka-Zar: La Jungla de Asfalto

Ahora con extra de dinosaurios

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 02/02/2020
Heroes Return – Ka-Zar: La Jungla de Asfalto
Heroes Return – Ka-Zar: La Jungla de Asfalto USA - 2020
Guionista:Mark Waid, Brian K. Vaughan
Dibujante:Andy Kubert, Walter McDaniel
Editorial:Panini Cómics - 416 páginas - color Precio:40,00€
PUNTUACION
4/5

Artículos relacionados

· Heroes Return - Thunderbolts #1: La Justicia como el Rayo

· Heroes Reborn #2: Los Vengadores

· Heroes Reborn #3: Iron Man

Los 90 fueron una época complicada para los cómics en general y Marvel en particular -y no hablemos ya de los lectores que tuvieron que sufrir un aluvión de títulos grimangritescos con personajes de mandíbulas desmesuradas, dientes apretadísimos y anatomías imposibles que eran capaces de cargar armas diez veces mayores que sus propios cuerpos- debido a esa ola que consideraba los guiones trabajados como algo innecesario siempre que tuviéramos los fenomenales dibujos de algunos de los artistas hot del momento. Fue la época del “mejor” ROB!, de la proliferación de equipos superheroicos clónicos con aspiraciones vengativas, del nacimiento de Image Comics y de la exageración y el exceso como verdaderos motores de la viñeta.

La Casa de las Ideas decidió en la segunda mitad de esta década intentar una maniobra a la desesperada que consistía en entregar a sus más populares personajes -eclipsados desde hacía años por la omnipotente franquicia mutante de aquella época- a esos mismos dibujantes que habían abandonado la editorial para formar una compañía que los tratara como las estrellas todopoderosas que creían ser. De esta manera, colecciones como Capitán América o Iron Man quedaban en manos de Rob Liefeld o Jim Lee gracias a una saga que venía a barrer de un plumazo los años de continuidad anteriores y a hacer desaparecer del universo tradicional Marvel a Los Vengadores y Los 4 Fantásticos.


La saga en cuestión terminaba con los más poderosos héroes de la Tierra consiguiendo una victoria pírrica contra la amenaza de Onslaught y siendo considerados muertos al desaparecer sus cuerpos en el fragor de esta horrible batalla. Por supuesto, el devenir de la historia nos demostró que estarían de vuelta en un tiempo prudencial pero, mientras se probaba esta curiosa decisión editorial, el universo Marvel se había quedado sin héroes y se necesitaban personajes para rellenar el hueco que habían dejado.

Heroes Return o Marvel se reinventa mirando al pasado


Curiosamente, la Casa de las Ideas optó por un enfoque totalmente diferente al ofrecido por las colección del universo Heroes Reborn y contactó con guionistas y dibujantes de experiencia sobrada para lanzar una serie de nuevas colecciones que, aunque contaban con protagonistas de esos considerados de segunda fila, ofrecían algunas de las más originales ideas de los últimos años. Títulos como la inigualable Thunderbolts -con algunos de los mejores cliffhangers comiqueros de la historia-, Heroes for Hire -con dibujos del siempre genial y añorado Pasqual Ferry- o el título que nos ocupa devolvían la ilusión al ser cómics creados con cariño y contar con una libertad creativa sólo ofrecida a personajes alejados de la primera división de ventas.


Mark Waid fue el encargado de lanzar este título centrado en el sosias de Tarzán marveliano. Su enfoque fue, desde el primer momento, un acercamiento clásico al personaje que le permitía explorar la esencia de su protagonista y alejarlo de manera gradual de sus parecidos con la creación de Edgar Rice Burroughs. De esta manera, su Kevin Plunder es un hombre que se divide entre su presente en la Tierra Salvaje y su pasado en el mundo moderno de los noventa. Su imparable fascinación por la tecnología, su interés por llevar aspectos como el deporte o la música a la jungla o sus dudas acerca de la decisión de alejarse de la sociedad son rasgos que lo enriquecen como protagonista y se convierten en un motor más de la narración urdida por Waid.

Por su parte, el guionista da un protagonismo necesario y agradecido a Shanna, que se muestra como el cerebro del matrimonio Plunder y demuestra que siempre estará allí para arrancar a Ka-Zar de las fauces del peligro. El escritor otorga un peso muy importante a los problemas personales que afronta la pareja con un hijo al que cuidar, un alejamiento emocional nacido de sus diferenciados pensamientos acerca de la necesidad de la tecnología en su vida en la jungla y una peligrosa misión para salvar sus vidas y la supervivencia de la Tierra Salvaje, en la que tendrán que enfrentarse a un reaparecido Parnival Plunder que cuenta con un maligno aliado en sus planes de dominio mundial.


El excepcional dibujo de Andy Kubert se convierte en otro de los incuestionables atractivos del tomo gracias a su buen hacer en las múltiples escenas de acción, su capacidad de composición de página y, sobre todo, un desfile inacabable de impresionantes dinosaurios que, como todos sabemos, enriquecen cualquier propuesta de manera fulminante. Todo es mejor con dinosaurios y eso es un hecho indiscutible.

En resumen, una divertida lectura que Panini recoge en un perfecto volumen para leer bajo una manta en estas frías tardes de invierno.


contactarEdición impresa