Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Marvel Must Have - Daredevil: El Hombre Sin Miedo Comic Digital

critica

Asilo Arkham: Año Uno

ECC explora los orígenes de los más célebres internos del demencial psiquiátrico

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Quieres conocer el secreto del mundo? Es éste: Sálvelo, y se le recompensará cada segundo de cada día." Agente Brass / Planetary #5
ID

Marvel Must Have - Daredevil: El Hombre Sin Miedo

Érase una vez en la Cocina de Infierno

Un artículo de José María Pérez Cuajares - Introducido el 19/11/2020

Artículos relacionados

· Marvel Saga #40 - Daredevil #12: La Edad Dorada

· Marvel Saga #52 - Daredevil #15: El Diablo en la Galería D

· Marvel Gold Daredevil Volumen 2: La Prisión Viviente

Una de las mejores noticias que nos ha dejado el catastrófico año 2020 ha sido la llegada a las tiendas de la línea Must Have, con la que recuperar en formato tapa dura y ajustado precio algunas de esas historias que han ayudado a definir a Marvel en sus 80 años de historia. Poco a poco irán llegando a nuestras manos historias tan redondas como La Saga de Fénix Oscura, El Guantelete del Infinito, El Viejo Logan o este El Hombre Sin Miedo que ahora nos ocupa. Panini se las ha arreglado para ofrecer al gran público cuidadas ediciones de estos clásicos instantáneos y encima hacerlo a precio de coleccionable. Una oportunidad perfecta para cambiar de edición, o simplemente hacer feliz a algún conocido con un magnífico e inesperado regalo.


Es bastante complicado elegir cuál de las historias de Daredevil es mi favorita. Vayamos por partes, elijamos primero al guionista que haya sabido contar de forma más personal las aventuras del abogado ciego. De forma muy directa, y sobre todo para que esta reseña no alcance el tamaño de una tesis, digamos que por encima de etapas tan redondas como la de Ann Nocenti, Mark Waid, Brian Michael Bendis o Ed Brubaker, me quedo con la de Frank Miller, porque tiene la mayor cantidad de números redondos en su haber. Una vez elegido a Miller como guionista, deberemos elegir una saga sobre otra y ahí la cosa se pone reñida entre Born Again, junto a David Mazzuchelli, o El Hombre Sin Miedo, junto a John Romita Jr. No seré yo quien ponga una sobre otra y, de hecho, espero ver Born Again publicada en el futuro cercano dentro de esta línea Must Have. Sin embargo, de momento, sólo ha llegado la segunda a nuestras librerías, así que no tengo más remedio que centrarme en esta verdadera maravilla del noveno arte.


Por raro que parezca, esta historia no llegó hasta 1993, años después de que concluyese la longeva estancia de Miller en el personaje. Dado que ya lo había contado todo antes de marcharse, sólo cabía volver al pasado para narrarnos el origen del personaje, ese que nunca se había detenido a explicarnos. Y quién mejor para acompañarle que Romita Jr., un autor en estado de gracia que nos dio el que quizás sea su mejor trabajo. Páginas que han quedado grabadas en la memoria de los fans, como al joven Matt Murdock vestido con una sudadera, haciendo piruetas por los tejados de Nueva York; aquella en la que salta entre azoteas, acompañado por Stick; o mi favorita, la que abre el tomo, con un jovencísimo Murdock sentado en la escalera de incendio del edificio, huyendo del asfixiante calor de la noche de verano en la Cocina del Infierno.


Poco más puedo decir de esta verdadera obra maestra. Miller conoce bien al personaje después de tantos años y sabe manejar perfectamente los tiempos, parando para narrar de nuevo el accidente que le deja ciego, la muerte de su padre, la llegada de Stick como mentor, sus años de universidad con Foggy, la llegada de Electra poniendo su mundo patas arriba, o la creación de Kingpin como su enemigo definitivo. La labor de ambos autores nos deja una historia impactante, que se lee de un tirón, a pesar de haber sido publicada originalmente en cinco entregas. Un cómic atemporal que todo el mundo debería releer cada cierto tiempo para darse cuenta de que bajo la aparente sencillez del producto se esconde un tesoro en el que cada una de sus partes funciona como un complejo mecanismo de relojería. Por favor, hazte un favor si aún no lo has leído, y esta vez no lo dejes pasar.


contactarEdición impresa