Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Asilo Arkham: Locura Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Sé en lo que tú crees, Scott. Y ese es el problema con la fe. Cuanto más fuerte se convierte, más gente tiende a morir." Lobezno a Cíclope / X-Men: Segundo Advenimiento
ID

Asilo Arkham: Locura

Posiblemente, el peor lugar para tener un turno nocturno del mundo

Un artículo de José María Pérez Cuajares - Introducido el 07/12/2020

Artículos relacionados

· Grandes Autores de Batman - Norm Breyfogle: El Último Arkham

· Deathstroke: Primera Temporada – Arkham

· Batman: Arkham Knight

Sam Kieth es un autor muy personal. Su caricaturesco estilo es de esos que, simplemente, gustan o no. Sin embargo, hay algo que no se le puede negar a este artista completo e innovador: sabe lo que quiere contar y conoce a sus protagonistas. Desde sus inicios en Sandman, Kieth ha trabajado con multitud de personajes. Sus extrañas y deformadas versiones de Hulk, Veneno o el mismísimo Spiderman nos presentaron a un dibujante ingenioso y arriesgado, pero que parecía enclaustrado cuando se encargaba de personajes de otros. Y así fue hasta que llegó The Maxx.

Image Comics le dio la oportunidad de crear algo propio y Kieth presentó una colección protagonizada por un goliat deforme amarillo y morado que defendía a su amada en dos realidades distintas. Una serie extraña y grotesca que contenía ideas increíbles y que demostraba que Kieth era un guionista a tener en cuenta.


Si algo sobresalía de la escritura del autor, era su capacidad de definir personajes y situaciones humanas. Y esto es precisamente lo que resalta de la lectura de este especial relato. Kieth sumerge a personas comunes y corrientes, con sus preocupaciones por el pago de la hipoteca o los desengaños amorosos que todos podemos padecer, en el universo desquiciado y maligno de ese lugar horrible destinado a la escoria de la sociedad. Desde el Asilo Arkham presentado por Grant Morrison y Dave McKean, no habíamos sentido tan salvajemente esa locura que emana de las paredes de ese rincón del Averno en nuestro mundo que es este “hospital” para los criminalmente locos.

La simple avería de un reloj situado lo suficientemente alto para no poder arreglarlo se convertirá en el detonante de las barbaries de los residentes del lugar y cada movimiento del segundero acercará más a la locura a los que se ven obligados a trabajar allí. Pronto sabremos además que, tras cada destrozo y fallo, está la omnipresente figura del más peligroso residente de Arkham, el Joker.


contactarEdición impresa