Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Marvel Now! Deluxe #32 - Los Vengadores de Jonathan Hickman #8 - El Tiempo se Acaba, Primera Parte Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Fue muy duro subir 100 kilos de sociópata a la cima de las torres de Gotham… Sólo por el grito ya valió la pena." Batman / Dark Knight Returns #2
ID

Marvel Now! Deluxe #32 - Los Vengadores de Jonathan Hickman #8 - El Tiempo se Acaba, Primera Parte

El tiempo se acaba para los héroes más poderosos de la Tierra

Un artículo de José María Pérez Cuajares - Introducido el 20/12/2020
AVISO: Éste artículo contiene posibles spoilers. En él se revelan aspectos argumentales que el lector podría preferir descubir por sí mismo.

Artículos relacionados

· Marvel Now! Deluxe: Los Vengadores de Jonathan Hickman #1: Todo Muere

· Marvel Saga #92 - Los 4 Fantásticos de Jonathan Hickman #2: Resuélvelo Todo

· Marvel Now! Deluxe #12 - Los Vengadores de Jonathan Hickman #3: Infinito - Parte 1

Lo hemos venido comentando en las reseñas de cada uno de los tomos que componen la saga que Jonathan Hickman ha planificado para el grupo de héroes: el célebre guionista se caracteriza por el cuidado con el que planea sus historias, y merece mucho la pena esperar pacientemente a ver como la historia completa toma forma ante nuestros ojos. Ahora mismo podemos disfrutar simultáneamente de su buen hacer dentro de Los 4 Fantásticos, obra que Panini recoge dentro de su Marvel Saga, y por otro lado tenemos estos tomos Marvel Now! Deluxe que reúnen las dos colecciones dedicadas a Los Vengadores. Sin embargo, en la serie que nos ocupa y como podrán comprobar los fans en el tomo siguiente, las repercusiones del final de la etapa vengadora no solo las vivirán los personajes protagonistas de estas cabeceras (Vengadores y Nuevos Vengadores), sino que todo el universo Marvel se verá afectado en las Secret Wars, serie que servirá de colofón a la estancia de Hickman en la franquicia.


Como muestra del cuidado con el que el guionista cuadra lo que sucede en cada entrega con lo que está por venir, tenemos El Tiempo se Acaba, la saga con la que finalizaría su estancia en las dos cabeceras vengadoras, que enlazaría directamente con las antes mencionadas Secret Wars. Con una antelación de ocho meses con respecto a la miniserie ilustrada por Esad Ribic, en la propia portada de los cómics podíamos leer “En 8 meses… el tiempo se acaba”, dejando clara la caducidad de la actual etapa de las series, y el comienzo de esta peculiar cuenta atrás hacia lo que estaba por venir. Además, Hickman nos ofrecía un vistazo a lo que sería de los personajes en este futuro inmediato y, por supuesto, estaba lleno de sorpresas y giros que sólo se explicarían adecuadamente si seguíamos leyendo.


En esta nueva realidad que veremos dentro de ocho meses, los Illuminati son fugitivos, y a los miembros que ya conocíamos se han unido otras mentes brillantes como la de Bruce Banner, Hank Pym o Amadeus Cho. Al otro lado, persiguiéndoles para darles caza, tenemos a los Vengadores, liderados por Steve Rogers. Al margen de este enfrentamiento tenemos a héroes como Thor, Hyperion o Starbrand, que han decidido usar su enorme poder para tratar de detener las incursiones que amenazan con acabar con la Tierra. Además, el Doctor Muerte sigue tratando de solucionar el problema en solitario, y quizás no se trate de una casualidad. Como de costumbre, las piezas siguen encajando, y aún tendremos que tener un poco más de paciencia para conocer el desenlace.


En el apartado artístico se encuentran nombres como Stefano Caselli o Jim Cheung, que aprovechan el salto temporal para cambiar algunos diseños de personajes y, sobre todo, darle a esta gran historia la épica necesaria ahora que se acerca su final. Mención aparte merece la estupenda edición que Panini está llevando a cabo en tomo en tapa dura que alternan las dos cabeceras vengadoras, de forma que el lector puede leerlas como si de una sola serie se tratasen, algo lógico ya que este es el tratamiento que Hickman les ha dado desde el comienzo.


contactarEdición impresa