Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Batman: El Último Caballero de la Tierra Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Por qué nos cuesta tanto imaginar lo inimaginable?" Tony Stark, Invincible Iron Man #2
ID

Batman: El Último Caballero de la Tierra

Snyder exprime al máximo las posibilidades que le ofrecen las historias alternativas

Un artículo de José María Pérez Cuajares - Introducido el 24/01/2021

Artículos relacionados

· Batman – Juez Dredd Integral

· Batman: Condenado

· Batman: Gotham a luz de gas (Edición Tabloide)

La línea Black Label fue creada por DC Comics con un doble objetivo. Por un lado, darle a la editorial un nuevo hogar a aquellos títulos adultos que una vez pertenecieron al ya extinto sello Vertigo y, al mismo tiempo, otorgar a los autores una oportunidad de crear nuevos contenidos para los personajes que quisieran, en el formato de su elección y sin mayores ataduras, algo con lo que los fans comenzamos a especular desde el primer minuto. ¿Qué harían autores como Frank Miller, Brian Azzarello o Scott Snyder con tamaña oportunidad en sus manos? La respuesta a las dos primeras opciones nos llegaba bajo los títulos de Superman: Año Uno, en la que Miller y John Romita Jr nos mostraban como podían haber sido los primeros años del Hombre de Acero, y Batman: Condenado, un acercamiento al terror de la mano de Azzarello y Lee Bermejo. Ambas parecían estar fuera de continuidad, y nos dejaban relatos autoconclusivos divididos en tres entregas, y publicados en formato de gran tamaño al estilo de los álbumes europeos.


A continuación, se anunció que el nuevo proyecto de Snyder y Greg Capullo, el tándem responsable de la aplaudida etapa del Hombre Murciélago dentro de los nuevos 52, iban a hacerse cargo de un nuevo proyecto con el personaje, pero esta vez dentro de este sello. Los fans inundaron internet con todo tipo de especulaciones: unos decían que esta nueva obra serviría de colofón a la antes mencionada etapa, otros que se trataba de una continuación de Metal, la saga con la que Snyder había convulsionado el Universo DC, pero nadie estaba seguro del tono, formato o intenciones del nuevo proyecto. Por fin llegó a las tiendas y se resolvió parte del misterio. Se trataba de una serie de tres entregas en formato comicbook, que ahora nos llega en formato tomo en tapa dura de la mano de ECC. Sin embargo, la explicación al resto de especulaciones no iba a ser tan sencilla.


Sin explicación oficial por parte de DC, parece que este Batman: El Último Caballero de la Tierra sería un proyecto incluido en el sello Otros Mundos, si no fuera por el pequeño detalle de que este sello, bajo el que se publicaron obras maestras como Kingdom Come, El Clavo o Gotham a Luz de Gas, desapareció hace años de las librerías. Si parece claro tras su lectura que, a pesar de contener mil y un guiños a la etapa de Snyder en los Nuevos 52, algo que sin duda disfrutarán los fans de la misma, la nueva serie está libre de ataduras y puede ser leída sin apenas conocimientos previos del personaje.


El punto de partida es tan desconcertante como interesante. Un joven Bruce Wayne recibe la visita en Arkham de su mayordomo Alfred, que le asegura que toda su historia como protector de Gotham ha sido solo un sueño fruto de los delirios que sufre, lo que le llevará a plantearse toda su vida. A medida que avance la trama, y sin desvelar demasiado, entrará en juego una cabeza parlante del Joker que hará las veces de narrador de esta extraña historia, acompañando de paso a nuestro héroe en este insólito periplo. El futuro distópico que la pareja de autores presenta aquí podría ser tan real que Bruce no llega a verlo, mientras la presencial del misterioso villano Omega es cada vez más cercana para Batman y su entorno. Jugando con la historia del personaje y acompañado de un Greg Capullo en estado de gracia, Snyder nos deja un magnífico trabajo, en el que el lector nunca sabe si han acabado las sorpresas o sigue dentro de otra, y que ahora que nos llega en tomo, supone una oportunidad perfecta para que los fans de siempre se reencuentren con el personaje. De esta forma, el sello Black Label sigue cumpliendo su cometido, ya que de otra forma jamás verían la luz estos productos más arriesgados, fruto sin duda de los autores que tienen detrás, en lugar de nuevas formas de contar una y otra vez la misma historia como sucede en otras ocasiones.


contactarEdición impresa