Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
La Atalaya del Vigía Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Eres el mayor martillo del mundo. Pero un martillo puede usarse para abrir cabezas o construir casas." Starbrand / New Universal #4
ID

Avatar Press, esa desconocida

Un artículo de Rodrigo Arizaga Iturralde - Introducido el 16/09/2009
La Atalaya del Vigía

Dentro del boom del cómic americano de los 90, muchas fueron las editoriales que surgieron para conquistar su propio trozo de la tarta editorial. Muchas desaparecieron tan rápidamente como hicieron su entrada pero de las que se quedaron, sin duda Avatar es la que ha experimentado la más curiosa evolución.
Fundada en 1996 por el editor William A. Christensen, Avatar Press hizo su desembarco tomando como estandarte el género de las “Bad Girls” creado por Jim Lee, Marc Silvestri y el resto de miembros de Image. Dicho género se basa en argumentos escuetos llenos de acción con proliferación de personajes femeninos de curvas imposibles –no siempre proporcionadas-, vestidos escuetos y posturas provocativas. Los primeros cómics de la editorial (“Pandora”, “Hellina”) se regían a rajatabla por dichos principios, con los adolescentes de hormonas disparadas y pocas ganas de reflexión como principal “target”. Con el tiempo, la editorial llegó a adoptar incluso a femme fatales foráneas como "Lady Death" de Brian Pulido cuando el estudio de este último (Chaos Comics) desapareció.

Sin embargo, cuando la burbuja editorial de aquella época se desinfló, Avatar supo capear el temporal cambiando de aires con la llegada del nuevo milenio. El primer paso fue la adquisición de licencias cinematográficas para la publicación de títulos basados en sagas de terror como “Viernes 13”, “Pesadilla en Elm Street” o “La Matanza de Texas”, títulos que consiguió convertir en un éxito hasta que Warner decidió recuperar los derechos para editar ellos mismos dichos cómics a través de DC/Wildstorm. Sus mayores éxitos en este campo sin duda son sus licencias sobre “La Noche de los Muertos Vivientes”, cuyos cómics vienen firmados por John Russo –guionista del mítico film de George A. Romero- y “Robocop” comenzando esta última con la adaptación al comic del guión original escrito por Frank Miller para “Robocop 2” (1990) que nunca llegó a ver la luz.


Este último trabajo supone el inicio de lo que será la nueva política de la editorial, consistente en atraer a su seno a guionistas de relumbrón a cambio de derechos de autor y una mayor libertad de contenidos. Dicha política consigue reclutar los servicios de autores como Alan Moore (“The Courtyard”, “Yuggoth Cultures”), Garth Ennis (“303”, “Chronicles of Wormwood”), Jamie Delano (“Narcopolis”) y, sobre todo, Warren Ellis. Este último es responsable de un verdadero aluvión de series y miniseries de toda clase de géneros y estilos caracterizadas por su alto nivel incorrección política y pertenecientes a todo tipo de géneros como terror (“Blackgas”), ciencia ficción (“Doktor Slepless”), acción (“Anna Mercury”), fantasía (“Wolfskin”), histórico (“Crecy”) o superhéroes (“Black Summer”).

Asimismo, Avatar ha cuidado con mimo el aspecto gráfico de sus títulos, creando una plantilla de dibujantes fijos como Mike Wolfer y Jacen Burrows, caracterizados por un grafismo cargado de detalles y una solvente narrativa además de apostar por talentos españoles como Juan José Ryp, Iván Rodriguez y Raulo Cáceres. El resultado es uno de los catálogos más atractivos e interesantes del panorama USA fuera de las grandes editoriales que poco a poco empezamos a disfrutar de manera más o menos regular en España gracias a Glenat. Pese a la poca publicidad de dichos lanzamientos, merece mucho la pena probar suerte con alguno de sus títulos. Seguro que el lector se queda con ganas de más.


contactarEdición impresa