Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Tomorrow Stories Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"La última vez que inspiraste a alguien fue cuando moriste." Batman a Superman / Crisis Infinita #1
ID

Tomorrow Stories

Reinvención, homenaje o burla

Un artículo de Elisa G. McCausland - Introducido el 20/10/2009
Tomorrow Stories
Tomorrow Stories EEUU - 2009
Guionista:Alan Moore
Dibujante:Varios autores
Editorial:Norma Editorial - 160 páginas - color Precio:18
PUNTUACION
5/5
El superhéroe, producto netamente americano, resucita en las manos de un inglés, un mago, un milagro. Alan Moore se ríe de todos, te agarra el estómago y hasta te hace llorar - de emoción -. Y todavía se preguntan por qué los llamaron la armada invencible.

Los cuarenta han vuelto y son las historias del mañana. Alan Moore al volante de la máquina del tiempo y todos los artistas que puedas imaginar – Alex Ross, Melinda Gebbie, Jim Baikie, Kevin Nowlan… - empuñando los lápices para darle nueva forma al pasado. Arquetipos remasterizados, influencias venidas de la revistas pulp, de los cómics precode, del cine de animación, de la publicidad, de la literatura, de la propia industria comiquera, conforman el universo ABC – America´s Best Comics -, un campo de pruebas referencial donde conviven los protagonistas de este título – Cobweb, Splash Brannigan, Greyshirt, Jack B. Quick, The First American - junto a otras estrellas de la casa -Tom Strong, Top Ten o Promethea-. Ciencia y heroísmo, sentimiento y razón. Los tecnohéroes son los herederos del espíritu new deal: intervencionismo estatal y consumo de masas, pero sin guerras mundiales de por medio y con mucho más buen rollo. El superhéroe americano como cascarón mitológico de una lógica de consumo que Moore se encarga de subrayar, eso sí, con mucho humor. No le den más vueltas, la posmodernidad era esto.


El mañana fue entonces


Reinvención, homenaje o burla. Tomorrow Stories emula a las revistas de cómic de los años cuarenta, redefine el género superheroico con los elementos de antes de la guerra, la propaganda y el puritanismo cincuentero y lo concibe como historias de ciencia, magia y revolución sexual. Y es que Moore se divierte como un niño con juguetes nuevos - después de que sus hermanos mayores se hayan ido de casa – a la hora de administrar su ego desmedido. Esto queda patente en una hilarante metahistoria en la que se autodenomina “el perfecto”, un ser que ya no habita el plano material, “y por eso ya no asiste a ninguna convención”, dice uno de sus adoradores desde la viñeta. Es para presumir: Cuatro premios Eisner y un premio Harvey avalan su genio en este título, galardones para doce números y dos especiales que le deben mucho al pasado y que, por eso mismo, ayudan a comprender los porqués del presente superheroico. Moore y su pedagogía del lenguaje, del mito y de la historia. Por si todavía lo dudaban: una colección imprescindible.


contactarEdición impresa