Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Haruhi Suzumiya Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Quieres conocer el secreto del mundo? Es éste: Sálvelo, y se le recompensará cada segundo de cada día." Agente Brass / Planetary #5
ID

Haruhi Suzumiya

El mundo de la alocada adolescencia

Un artículo de Eduard Terrades - Introducido el 17/03/2010
Haruhi Suzumiya
Haruhi Suzumiya Japón - 2010
Guionista:Nagaru Tanigawa
Dibujante:Gaku Tsugano & Noizi Ito
Editorial:Ivrea - 180 páginas - colorbn Precio:8
PUNTUACION
3/5
Etiquetas: Manga / Manga /
Personajes excéntricos, tías locas, personajes paletos y muy pocas ganas de estudiar. Esto y algunas idas de olla incomprensibles es lo que aporta este manga pensado por y para otakus.

Japón es líder en fabricación de idolos o, mejor dicho, es el país más capitalista que aprovecha el mínimo nicho de mercado para sacar productos de lo más variopinto. La industria del anime y del manga no es una excepción. Éste es el caso del fenómeno protagonizado por Haruhi Suzumiya, un producto creado de la nada y que ha sido masificado de forma mediática hasta límites insospechables. La idea surgió de la mente del guionista y escritor Nagaru Tanigawa, dando vida al personaje rápidamente a través de una serie de historias cortas acompañadas por ilustraciones que al cabo de poco tiempo fueron recopiladas en una sola novela. Y hasta la fecha, coser y cantar: más novelas, anime, muchísimas figuras para los coleccionistas enfermizos y dos adaptaciones al manga oficiales. Una de estas adaptaciones es la que se está publicando en nuestro país bajo la batuta de la editorial Ivrea.

¿Qué sabemos del personaje de Haruhi Suzumiya? Pues que es una chica egocéntrica, inconformista, impulsiva y muy inmadura. Pretende que el mundo gire a su alrededor, y así es, pues una serie de misteriosos personajes, capitaneados por un estudiante de su misma clase, evitan que el estado mental de Haruhi abra una brecha espacio-temporal que conduzca al mundo a un limbo imaginario.

Dentro de esta burlona historia se esconde un delirio mental muy interesante (omoshiroi como dicen los nipones), pero que al trasladarla al manga no se salva de una mala narración gráfica, paliada por un dinamismo propio del manga para adolescentes pero que ayuda en todo momento a salvar un guión que se aguanta por los pelos. Eso sí, los personajes están planteados como arquetipos de serie estudiantil, con unas características muy básicas y planas desde el punto de vista conceptual, que ayudan a identificarlos en todo momento. En definitiva, ponga en su vida a Haruhi Suzumiya y verá lo que es pasarlas canutas.


contactarEdición impresa