Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Zombee Comic Digital

critica

Isola: Capítulo Uno

Un bellísimo relato de fantasía con toques Ghibli

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Sabías que el oxigeno fue descubierto en 1847? Me pregunto que respiraba la gente hasta entonces." Groucho / Dylan Dog #10
ID

Zombee

Macarradas en el Japón feudal

Un artículo de Samu González - Introducido el 20/05/2010
Zombee
Zombee EEUU, España - 2010
Guionista:Miles Gunter
Dibujante:Víctor Santos
Editorial:Dolmen Editorial - Colección Siurell - 152 páginas - bn Precio:12
PUNTUACION
3,5/5

El buen hacer de Víctor Santos ha quedado demostrado en innumerables cómics, convirtiendo su nombre en un sinónimo de eficacia y buenos resultados. Tras sus trabajos en España con su serie Los Reyes Elfos, obras unitarias y varios cómics infantiles, el asalto de este dibujante valenciano al mercado internacional puede decirse que ha sido del todo eficiente. Cómics en Francia y en EEUU avalan su trayectoria internacional y, por suerte para el lector patrio, Dolmen Editorial no quiere que se pierdan estas colaboraciones y nos las ofrece siempre que es de recibo.

Este Zombee, guionizado por Miles Gunter (BPRD), presenta una historia ligera y divertida, donde el humor viene dado por las situaciones que se crean entre el trío protagonista y los sucesos que viven. Un samurai es enviado a un trabajo absurdo y por el camino es atacado por una legión de zombies. Refugiados en una escuela, y más tarde en un templo, se unirán a la aventura un Ninja que hace las veces de reclamo humorístico y un Monje que no habla pero que reparte sopapos de mala manera. Lanzar una horda de niños zombies contra los protagonistas o enfrentarse a un conjunto de bandidos demonizados y charlatanes son solo algunas de las situaciones que plantea este tomo.

Con un arte familiar para el seguidor del dibujante, las páginas de la obra avanzan sin molestia para el lector, apreciando sin problema el buen gusto a la hora de usar tramas o masas de negro, lo que ayuda a que la narrativa del trabajo sea sobresaliente. La única pega es el final precipitado, tras una épica batalla, que dejaba planteado un posible regreso del que aún no se tienen noticias.

Los fans de las macarradas puede acercarse sin miedo al cómic y, si saben perdonar que estos zombies sean capaces de hablar y organizarse, la diversión la tienen asegurada a lo largo de todas las páginas del trabajo.


contactarEdición impresa