Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Batman: Cacofonía Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"'¿Te acostaste con Emma cuando estábais en Hong Kong?' 'No. No lo hice. Me mantuvo despierto toda la noche'" Jean Grey / Scott Summers, X-Men vol. 2 #77
ID

Batman: Cacofonía

Amenaza silenciosa

Un artículo de Rodrigo Arizaga Iturralde - Introducido el 09/07/2010
Batman: Cacofonía
Batman: Cacofonía EE.UU - 2009
Guionista:Kevin Smith
Dibujante:Walter Flanagan
Editorial:Planeta - 144 páginas - color Precio:14,95
PUNTUACION
3,5/5
Tras su enésima fuga de Arkham, Batman vuelve a seguir la pista del Joker. Sin embargo, en esta ocasión el misterioso asesino conocido como Onomatopeya aprovecha la situación para seguirle el rastro al hombre murciélago. Es el inicio de un peligroso juego a tres bandas donde es difícil distinguir al cazador del cazado.

Pese a los numerosos desplantes y coitus interruptus que han caracterizado la trayectoria de Kevin Smith en el mundo de los cómics (Gata Negra, Daredevil: the Target) las incursiones del director de Clerks en la viñeta siempre son de agradecer. Batman es el protagonista de la penúltima de ellas donde recupera a Onomatopeya, el inquietante asesino de héroes creado por el propio cineasta para Green Arrow. Un enigmático e interesante personaje del que el resto de autores parecían no acordarse y que demuestra aquí su potencial al poner en serios aprietos tanto al hombre murciélago como a su némesis el Joker.

Lejos de ofrecer el típico enfrentamiento entre héroe y villano(s), la historia se toma su tiempo para trabajar a sus personajes. Así, personajes tan estrafalarios como Maxie Zeus –un narcotraficante que se cree una divinidad griega- acaban por ser percibidos como tipos de carne y hueso con motivaciones reales e identificables. También el misterio en torno a Onomatopeya y sus motivaciones (de las que se ofrecen algunas pistas) refuerza el atractivo de un personaje que sobre el papel –sin rostro, sin pasado, sin un solo diálogo- no parece más que un puñado de tópicos.

Como es habitual en los trabajos de Smith, los diálogos son el punto fuerte de sus guiones. La conversación entre el Joker y Deadshot en la escena que abre la historia o la del payaso asesino y Batman sobre sus razones para odiar al otro son algunos ejemplos que nos hacen lamentar la intermitente trayectoria de este guionista. Los dibujos de Walter Flanagan, muy en la línea de Phil Hester refuerzan el tono a medio camino entre la fantasía superheroica y el realismo urdido por Smith.

El mayor comentario negativo va referido a la edición. Pese al interés que pueda tener leer el guión del último número –viendo las diferencias entre éste y la versión en viñetas-, que una cuarta parte del tomo esté ocupado por este extra resulta un tanto excesivo. En realidad parece más una excusa para inflar las páginas (y el precio) que cualquier otra cosa.


contactarEdición impresa