Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Coleccionable Ultimate #35 – Iron Man: Biografía No Autorizada Comic Digital

critica

Planetary Libro 2

Warren Ellis cierra uno de los títulos imprescindibles del noveno arte

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Cuando llegue a las puertas del cielo... ¿Dios me plantará cara o se apartará y me dejará sentarme?" Nick Furia / Ultimate Extinction #2
ID

Coleccionable Ultimate #35 – Iron Man: Biografía No Autorizada

La juventud de Tony Stark se “ultimatiza”… antes de cambiar de nuevo

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 24/06/2013
Coleccionable Ultimate #35 – Iron Man: Biografía No Autorizada
Coleccionable Ultimate #35 – Iron Man: Biografía No Autorizada USA - 2013
Guionista:Orson Scott Card
Dibujante:Andy Kubert, Pasqual Ferry
Editorial:Panini Cómics - 240 páginas - color Precio:9,99€
PUNTUACION
3,5/5

Es curioso como en un universo tan controlado y cerrado como el Marvel Ultimate suceden casos como el que nos ocupa. La llegada de los Ultimates había preparado el terreno para los nuevos orígenes de los Pesos Pesados de la Casa de las Ideas. No era nada extraño. La versión de Spider-Man de Brian Michael Bendis y Mark Bagley había renovado el personaje por completo y los nuevos X-Men acompañaban al arácnido en los primeros puestos de ventas. Entonces, Mark Millar y Bryan Hitch estrenaron su versión “definitiva” de Los Vengadores y el público enloqueció. Con una narrativa mucho más rupturista y radical de lo esperado, el Capitán América y su equipo se reconvertían para toda una nueva generación ansiosa de nuevas miradas a los pasados de todos estos personajes.


Algo innegable es el hecho de que la evolución del universo Ultimate se ha mantenido perfectamente planeada y que se ha evitado su crecimiento hasta niveles incontrolables, medida que, a veces, desearíamos también instaurada en la Tierra-616 o Marvel tradicional. Por esa razón, el caso de este Iron Man no deja de ser curioso, pero dejadme que vuelva a esta cuestión en unas líneas y os hable antes del cómic en sí.

Orson Scott Card es un gran escritor que ha redefinido la ciencia ficción con sus novelas enmarcadas en la Saga de Ender o de Alvin Maker. Sus radicales conceptos y sus hábiles narraciones han deleitado a muchísimos lectores y su elección para narrar un relato tan anclado en la tecnología y sus usos más extremos no dejaba de ser un acierto. Además, el Card guionista se revelaba como un narrador pausado, interesado en el desarrollo de personajes y hábil a la hora de crear las escenas de acción necesarias para un cómic de estas características. La mayoría de vosotros también habréis leído estos días acerca de sus no tan acertadas ni agradables ideas acerca de los derechos más básicos del ser humano a la hora de escoger su pareja en la vida pero, y esto es una opinión personal, creo que esto no debería definir la obra de un autor interesante con el que, por supuesto, no compartimos ideario ni creencias desde CómicDigital.


La elección de artistas se convirtió, asimismo, en un logro aún mayor. Las dos series limitadas que componen este tomo son obra de Andy Kubert y nuestro compatriota y excepcional dibujante Pasqual Ferry que entregan páginas impresionantes al tiempo que componen escenas que quitarán el aliento a los lectores de este remozado Iron Man. Sin embargo, ambas entregas se encontraron con el mismo problema: las últimas páginas debieron ser dibujadas por artistas de reemplazo debido a la imposibilidad de llegar a las fechas de entrega. Los elegidos no son, en absoluto, malos artistas aunque su trabajo desluce el esfuerzo de los dibujantes titulares y eso que hablamos de Mark Bagley y Leonardo Manco.

Vuelvo ahora a la cuestión que dejamos pendiente anteriormente. La serie es una amena y atrayente lectura que, desgraciadamente, fue sacada de continuidad unos meses después de su aparición. En el universo Ultimate actual nada de lo narrado aquí aconteció realmente y eso, en un lugar tan pequeño y controlado como el Marvel “definitivo”, no debería permitirse. Aún así, un tomo perfecto para las tardes calurosas de verano repleto de megaconceptos científicos, desmembramientos imposibles, traiciones corporativas y un joven Stark en estado de gracia.


contactarEdición impresa