Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
La Atalaya del Vigía Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Hal era el hombre sin miedo / ¿Y qué es Batman, si no lo tienes? Sólo un hombre." John Stewart a Batman / Green Lanter Renacimiento
ID

Bill Finger: el Verdadero Padre de Batman

Un artículo de Rodrigo Arizaga Iturralde - Introducido el 05/02/2014
La Atalaya del Vigía

Artículos relacionados

· Jim Lee se suma al Detective Cómics #27

· NYCC '13 - Detective Cómics #27, un homenaje por todo lo alto

· Son of Batman será la próxima película animada DC

Batman creado por Bob Kane”. A lo largo de las últimas ocho décadas las veces que el público ha podido ver esa frase en diferentes medios (cómic, cine, televisión, videojuegos…) se cuentan por millones. Pero dicha frase en realidad es falsa. O, para ser más exactos, no cuenta toda la verdad.

Allá por 1939, a raíz del éxito de Superman, National Publications (la predecesora de DC) empezó a demandar a sus autores más superhéroes. Así Bob Kane, un joven dibujante de la cabecera Detective Comics, realizó una propuesta a sobre un personaje llamado Bat-Man (tras descartar previamente el nombre de Birdman). Una creación que, según Kane, tuvo fuentes de inspiración tan distintas como las películas La Marca del Zorro (Fred Niblo, 1920) y El Murciélago (Roland West, 1926) o los bocetos de Leonardo Da Vinci para una máquina voladora.

Primer diseño creado por Bob Kane para Batman... Cómo habría cambiado el futuro de Bruce Wayne si hubiera intentado llenar de terror el corazón de los criminales con este atuendo...


Para redondear el concepto recabó la ayuda de Bill Finger, antiguo vendedor de zapatos y aspirante a escritor profesional. Ambos se habían conocido poco antes en una fiesta de un amigo común y Kane le había contratado como guionista para su estudio de dibujo. Y aquí es cuando el asunto se vuelve turbio. Por lo visto Kane le enseño sus bocetos a Finger: un personaje con un disfraz rojo, unas alas mecánicas a su espalda, pelo rubio y un pequeño antifaz.

Los cambios sugeridos por Bill Finger acercaron a Batman a su conocido look


El guionista, gran enamorado de las novelas pulp, le sugirió cambios que cuadrasen más con la temática de suspense de Detective Cómics. Fue así como el rojo dio paso al negro y al gris, las alas se convirtieron en una capa, el antifaz en una capucha y se añadieron guantes y el símbolo del murciélago en el pecho. Finger también le dio el nombre de Bruce Wayne e, inspirándose en un relato de La Sombra, escribió el guión de The Case Of The Chemical Syndicate, primera historia del personaje publicada en Detective Comics # 27.


Pero en esa primera historia el nombre de Finger no aparece por ninguna parte. La razón es que Kane, asesorado por un abogado, firmó el contrato con la editorial reteniendo los derechos sobre el personaje y figurando como único autor. Desde la perspectiva de Kane, Finger era un simple asalariado de su estudio y cobraría por su labor una parte de lo pagado por página. Una práctica que, por abusiva que parezca, era bastante usual en aquella época. Finger se convirtió así en un simple “negro” que realizaba los guiones de personaje mientras Kane aparecía como autor único. La popularidad de Batman hizo que la editorial demandase más historias, por lo que pronto se sumaron otros dibujantes como Jerry Robinson, Dick Sprang o Sheldon Moldoff. Durante años estos fueron los verdaderos ilustradores de la mayoría de los comics sobre el personaje a pesar de ser Kane el firmante.

El villano Dos caras se cuenta entre los villanos creados por el guionista


Así durante años Finger realizó guiones para el personaje, desarrollando su personalidad (dándole su traumático origen o su personalidad detectivesca y científica) y participando en la creación de secundarios como Robin, el Joker, Catwoman, el Acertijo, Dos Caras… sin recibir crédito alguno. Desconocido para el gran público, Finger escribió para Kane y otros títulos de la editorial (fue el creador de la primera versión de Green Lantern) a cambio de un sueldo fijo sin ninguna de las regalía de las que disfrutaba Kane. Una situación que se mantuvo hasta la década de los 60, cuando Batman repuntó su popularidad a raíz de la famosa serie de TV protagonizada por Adam West. Cuando Finger exigió una mejora en su contrato fue despedido sin miramientos. Y cuando varios medios sacaron a la luz su papel en la génesis del personaje, tuvo que soportar ser criticado públicamente por Bob Kane de exagerar su papel como creador.

Finger falleció en 1974 en una precaria situación profesional. Por su parte Kane –quien siguió usando negros hasta que en 1967 firmó un contrato por una cantidad fija a cambio de no volver a firmar ninguna historia del personaje- vivió el resto de su vida convertido en una celebridad y con una desahogada situación económica. No fue hasta 1989 cuando reconoció en su autobiografía la labor de Finger como co-creador del personaje. Sin aceptar, eso sí, que figurase como tal en los créditos ni darle a los herederos de Finger parte de sus beneficios.

Finger jugó un papel determinante en la creación de gran parte de los secundarios del universo de batman


Reivindicada su figura en las últimas décadas por autores y teóricos del mundo del cómic, esta semana se cumple el centenario del nacimiento de este desafortunado guionista. Una oportunidad para restituir sus méritos como creador pues, aunque su nombre no aparezca oficialmente lo cierto es que Batman, uno de los iconos culturales más famosos del siglo XX, no habría sido el mismo sin su labor.

contactarEdición impresa