Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
La Atalaya del Vigía Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Tú te crees toda esa mierda que estás vomitando?" Ojo de Halcón a Norman Osborn / Vengadores Oscuros #8
ID

Las varias vidas de los Guardianes de la Galaxia

Un artículo de Rodrigo Arizaga Iturralde - Introducido el 13/08/2014
La Atalaya del Vigía

Artículos relacionados

· Primer vistazo a Thanos en esta brutal retrospectiva de Marvel Studios

· Mondo sigue apostando por Los Guardianes de la Galaxia

· Explosivo trailer final para Guardianes de la Galaxia

Unos personajes carentes del tirón popular de las producciones previas. Un realizador con un descarnado sentido del humor. Un género alejado del superhéroe puro y duro. Todo lo anterior forma el bagaje de Guardianes de la Galaxia (2014), la apuesta más arriesgada hasta la fecha de Marvel Studios en la construcción de su universo cinematográfico. Personajes minoritarios, más de uno –lectores veteranos de cómic incluidos- seguramente se preguntará quienes son. La respuesta es un poco complicada.

Los Guardianes de la Galaxia fueron creados originalmente por Arnold Drake y Gene Colan en las páginas de Marvel Superheroes #18 (1969). Ambos autores presentaron una historia ambientada en el lejano siglo XXXI, donde el sistema solar había sido invadido por los Badoon, una belicosa raza alienígena. Los Guardianes eran un grupo de luchadores contra la invasión formados por los últimos supervivientes de los planetas habitados de ese lejano futuro (Martinex, Charlie 27, Yondu) y el mayor Vance Astro, un astronauta del siglo XX que había sido mantenido en animación suspendida durante un milenio.

La primera encarnación de los Guardianes de la Galaxia -muy diferente a la actual- se presentó en el lejano Marvel Superheroes #18 (1969) de mano de Arnold Drake y Gene Colan


Tras su debut el grupo deambuló por diferentes cabeceras antológicas -Marvel Presents, Marvel Team-up- y como invitados en series como Los Defensores y Los Vengadores. Guionistas como Steve Gerber y Jim Shooter desarrollaron a los personajes añadiendo nuevos miembros (Nikki, Halcón Estelar), propiciando encuentros con héroes del siglo XX (La Cosa, Capitán América) y participando en historias tan emblemáticas como La Saga de Korvac.

La serie creada por Jim Valentino en los 90 nos ofrecía una nueva visión del grupo en aventuras situadas en el futuro marveliano


Convertidos en personajes de culto, no fue hasta 1990 cuando obtuvieron su propia cabecera a manos de Jim Valentino. Con la libertad que suponía ambientar sus argumentos en un lejano futuro, Valentino basó la serie en los viajes por el espacio de los Guardianes, encontrándose tras la derrota de los Badoon con una serie de personajes que habían sobrevivido desde el siglo XX – el Señor del Fuego, Fénix, Thor, el Hombre Maravilla- o bien mantenían una estrecha relación con los héroes del pasado –Rancor, la descendiente de Lobezno; Krugarr, el nuevo Hechicero Supremo; los Stark, que habían basado su civilización en la tecnología de Iron Man-. Un cómic competente y de sabor clásico que Valentino abandonó repentinamente tras veintiséis entregas para participar en la creación de Image. Fue sustituido por Michael Gallagher y Kevin West, pero dicho cambio y la burbuja especulativa de los 90 acabaron por cancelar la serie tras el #62, enviando a los personajes al limbo durante casi dos décadas.


En 2008, a raíz del evento Aniquilación: Conquista, el dúo formado por los guionistas Dan Abnett y Andy Lanning recuperaron el nombre para una nueva formación. Estos nuevos Guardianes aglutinaban una serie de personajes cósmicos algo olvidados para defender el cosmos de amenazas como las del crossover que les había unido. Starlord, Gamora, Draxx, Mapache Cohete, Groot, Adam Warlock o Mantis volvían a gozar así de una cabecera propia donde ambos guionistas les devolvieron el interés e incluso reinventaron por completo a varios de ellos. Con un ojo puesto tanto en la continuidad más añeja -la Iglesia de la Verdad Universal, la aparición desde el futuro de varios de los Guardianes originales- como en la actualidad del universo Marvel (Invasión secreta, Guerra de Reyes), Abnett y Lanning convirtieron la serie en una de las lecturas más refrescantes y divertidas de la editorial, combinando acción y aventura con chispeantes diálogos y unos personajes bien perfilados.

Dan Abnett y Andy Lanning situaron al grupo en el centro de las tramas de su celebrada etapa al frente del Marvel cósmico


Sin embargo, por razones nunca del todo explicadas, este dúo creativo fue obligado a cerrar la serie tras solo veinticinco entregas, dándole un abrupto fin a sus tramas en la miniserie El Imperativo Thanos. Todo parece indicar que, con el anuncio de una versión cinematográfica, la editorial consideró que la cabecera merecía unos autores más mediáticos. Poco importaba la calidad de Abnett y Lanning. O que dicha película estuviese basada específicamente en su trabajo. Sea como sea, poco después se anunciaba una nueva serie a cargo de Brian Bendis y Steve McNiven. Un trabajo más que correcto pero que -polémicas sobre personajes ajenos aparte- hasta la fecha parece más un simple merchandising del citado film que una obra con entidad propia. Es de esperar que el éxito de la película abra nuevas temáticas en los films Marvel, pero no estaría mal que se permitiese a ambos guionistas recuperar su antigua posición como cronistas del grupo. De momento habrá que contentarse con una nueva cabecera sobre la encarnación original del grupo firmada por Abnett. Menos da una piedra.


contactarEdición impresa