Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Enserie Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Qué ironía, que la fuente de mis poderes termine por matarme cuando todo lo demás ha fallado" Superman / All Star Superman #1
ID

Wonder Woman (2011): Lo que pudo haber sido

Un artículo de Diego Matos - Introducido el 13/06/2011

AVISO: estás accediendo a un contenido publicado en la Revista Fanzine Digital, puedes acceder al artículo original desde AQUÍ.

Cuando se supo que la Princesa Diana protagonizaría una nueva serie de televisión, las opiniones de los aficionados fueron de lo más diversas: que el productor y guionista principal fuera David E. Kelley (responsable de Ally Mc Beal o Boston Legal) auguraba cierta calidad; la elección de Adrienne Palicki (Friday Night Lights, Smallville, Legión) como protagonista, una vez de morena, parecía también acertada; pero el look que llevaría, que se desprendía de las primeras imágenes que salieron, con pantalón azul y top rojo, lucía artificial y poco creíble (aunque cambiaron el color de las botas, del azul al rojo, con posterioridad), a lo que se sumaron las idas y venidas de la NBC hasta que dieron luz verde del piloto, que primero había producido dudas, debido a los costes de producción, y, que posterior fue el artífice de la prematura cancelación de la serie una vez realizado.

En la NBC vieron el piloto, dirigido por Jeffrey Reiner (del que se ha mostrado esta semana el avance de la cabecera y el logo, además de varias imágenes de cómo hubiera lucido de haber seguido según lo planeado) y decidieron que el producto no era suficientemente interesante para convertirse en una serie de televisión.




A veces estas cosas pasan, otras veces les dan una oportunidad y las series son canceladas tras la primera temporada... Los motivos tras esta decisión vienen determinados también por las opiniones del público que vio el piloto en los test iniciales que preparó la cadena: la mayoría pensaban que el proyecto era ambicioso y estaba realizado con solvencia, pero aún así no podían quitarse de la cabeza la serie de los años setenta y no les parecía adecuado el cambio y la actualización del personaje.

La triple personalidad de Diana


En el reparto figuraban Pedro Pascal, Tracie Thoms, Cary Elwes y Liz Hurley, que sería la villana de turno de esta completa vuelta de tuerca a la aventuras de la superheroina que planeaba Kelley.

Él pretendía dividir al personaje en una triple personalidad: Diana Themyscira, una multimillonaria que dirige un gran holding; Diana Price, una asistente nerviosa e insegura; y, por último, la princesa amazona Diana, la mujer maravillosa. Incluso se habló de que en alguna de esas personalidades, Diana sería una suerte de abogada. Cosa que no es de extrañar.

El productor David E. Kelley (marido de la actriz Michelle Pfeiffer) siempre se ha movido entre dos pilares fundamentales: el derecho y Boston. La razón es autobiográfica. Durante un tiempo relativamente considerable ejerció como abogado en aquella ciudad, lo que le permitió, más adelante, desarrollar con pleno conocimiento de causa las historias que le han hecho famoso.

Steve Bochco, otro mítico productor televisivo, responsable de Canción triste de Hill Street, La ley de los Ángeles, Un médico precoz, Policías de Nueva York… le ofreció su primera oportunidad cuando le contrató para que se sumase al equipo de guionista de La ley de los Ángeles, Kelley no dudó en aceptar la oferta.

De ahí pasó a productor ejecutivo y luego realizó varios éxitos, siempre amparado por Bochco. En 1997 crea Ally Mc Beal. El resto es historia. Su trabajo ha sido galardonado con nueve premios Emmy. Wonder Woman supone un punto negro en su brillante carrera, aunque seguro que lo limpiará con alguna otra nueva idea televisiva, más pronto que tarde.

Nostalgia setentera


La heroína de DC Cómics, por su parte, ya había gozado de una popular serie de televisión que estuvo en emisión desde 1975 a 1979 (y que luego se ha repuesto hasta la saciedad), primero en la ABC, durante su primera temporada, y luego en la NBC, durante dos temporadas más.

La actriz estadounidense Lynda Carter aportó su contundente físico y su impresionante belleza a la amazona. Fue el papel de su vida y aún hoy, treinta y cinco años después, su carrera sigue asociada a esta producción y ella misma sigue siendo identificada con el personaje. A veces la nostalgia ayuda a que los proyectos despeguen; mientras que otras veces, esa misma nostalgia hace que los nuevos productos firmen su sentencia de muerte. Los recuerdos son demasiado poderosos.

·Otros artículos de BLOGS

Listado completo
contactarEdición impresa