Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
La Atalaya del Vigía Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Por qué nos cuesta tanto imaginar lo inimaginable?" Tony Stark, Invincible Iron Man #2
ID

Punisher y Garth Ennis: De menos a MAX

Un artículo de Rodrigo Arizaga Iturralde - Introducido el 28/01/2015
La Atalaya del Vigía

Artículos relacionados

· Punisher vuelve con una 'pequeña' venganza

· Alex Maleev se pasa por The Punisher #3

· 100% Marvel – Punisher: El Castigador #3 – Zona de Guerra

La nueva entrega de la colección Extra Superhéroes de Panini devuelve a las librerías la etapa de Garth Ennis como guionista de Punisher, posiblemente una de las asociaciones autor/personaje más fructíferas de los últimos años en el cómic USA.

Recién concluida Predicador en el año 2000 Garth Ennis se hizo cargo de Frank Castle cuando se encontraba en su punto más bajo. Perdida su popularidad durante los años 90 -donde llegó a protagonizar tres series regulares- y tras un olvidado y olvidable intento de reinvención con ángeles, demonios y poderes sobrenaturales de por medio (sic), Ennis y Steve Dillon relanzaron a Frank Castle con una miniserie para el sello Marvel Knights. Un trabajo que devolvió al protagonista a sus raíces en una historia de acción sin pausa, bañada por el negrísimo sentido del humor que ambos autores habían convertido en su sello. La serie fue un previsible éxito, dando pie a una serie regular que mantenía mismos autores y enfoque.

Garth Ennis llegó al personaje en uno de sus puntos más bajos, consiguiendo carta blanca para presentar una versión mucho más adulta y feroz de Frank Castle


Las características realistas del personaje, su trasfondo bélico y sus historias cargadas de violencia se ajustaban como un guante a las inquietudes de un Ennis que, ya de paso, aprovechaba la coyuntura para dar ocasional rienda suelta a su aversión por el género superheroico. Cada vez que sus historias contaban con algún personaje invitado (Daredevil, Spiderman, Lobezno, Hulk) Ennis se las arreglaba para que estos acabasen siendo humillados por el protagonista, subrayando lo anómalo del personaje en el universo Marvel. Con Dillon posteriormente sustituido por otros autores menos vistosos (Tom Mandrake, Cam Kennedy, John McCrea), Ennis decidió cerrar la serie en el #37. Pero ese final fue en realidad un nuevo principio.

Garth Ennis no es un fan del género superheroico comod emuestran las escasas y humillantes apariciones de los héroes Marvel en la etapa


Tras revisar los orígenes del personaje en la miniserie Nacimiento, el guionista dio un giro de 180º en su visión del protagonista con una nueva cabecera ubicada en la línea MAX. Allí los argumentos ligeros y los chistes sórdidos dieron paso a la profundidad psicológica y el drama. Parapetado en un rincón argumental ajeno al resto –con excepción de la versión MAX de Nick Furia, no existen siquiera referencias a otros personajes de la editorial- Ennis comenzó mostrar a Frank Castle como un hombre más allá de la redención, inmerso en un mundo oscuro y salvaje donde sucumbir a la humanidad que aún le queda supondría su fin. Con una cuidada construcción tridimensional de personajes, un tratamiento crudo y serio de la violencia y una cronología adaptada a tiempo real –Castle aparece como un veterano de Vietnam con cincuenta y muchos años a cuestas- la nueva serie mostraba a Punisher como un soldado viejo y cansado, luchando en una guerra que sabe que no puede ganar pero que tampoco concibe abandonar.

Ennis, acompañado de dibujantes como Steve Dillon, Leandro Fernández o Goran Parlov, consiguió presentarnos a un Castigador tridimensional y más allá de cualquier posible redención


Junto a ilustradores como Leandro Fernández y Goran Parlov, de grafismo idóneo para el tono seco y sin concesiones de los argumentos, Ennis planificó la nueva cabecera en arcos argumentales independientes pero enlazados entre sí donde revisar los principales elementos de la figura del protagonista: la relación con su antiguo socio Microchip; el doloroso recuerdo de su mujer e hijos asesinados; su problemática relación con las fuerzas de la ley; el enfoque militar de su lucha contra el crimen; su imposibilidad de volver a llevar una vida normal; su enfrentamiento con enemigos arteros y escurridizos como mafioso Nicky Cavella o indestructibles y vengativos como el sicario Barracuda –reescrituras de antiguas némesis como Puzzle y el Ruso-.

Los temas adultos y la ultraviolencia son marca registrada de la casa


Ajeno a modas e imposiciones editoriales Ennis cerró por deseo propio su etapa tras un total de sesenta números y tres especiales. Y aunque fue Jason Aaron quien continuó su trabajo para añadirle un estimable punto y final, el Punisher MAX de Ennis constituye no sólo una de las obras mayores del guionista irlandés, sino también la mejor época de la que ha gozado el personaje en sus casi cuatro décadas de historia. Un cómic que quizá no haya recibido todo el reconocimiento que merece pero que resulta simple y llanamente imprescindible. Lo suficiente para considerar el anunció de una nueva miniserie para la línea MAX (Punisher: The Platoon) a cargo de Ennis y Parlov como uno de los proyectos más esperados de este año que empieza.


Opinión de los lectores

No hay mensajes publicados, publica el tuyo . La identificación es voluntaria pero te permite mantener tu nombre y avatar. Hazlo desde aquí

Nombre:

Texto:

Introduce el código de validación inferior en la casilla:


Normas de uso:

-Agradecemos cualquier punto de vista adicional sobre el artículo.
-Tu comentario nos aportará más si no descalifica la opinión del redactor y aporta tus propias razones al debate. Cualquier corrección será, por supuesto, bienvenida.
-Está prohibido el spam, los enlaces a contenido ilegal y las descalificaciones.
-Este formulario no procesa html.





contactarEdición impresa