Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Resident Evil: Marhawa Desire #2 Comic Digital

blogs

La Atalaya del Vigía

Dinastía de X - Potencias de X: (R)evolución mutante.

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Eres el mayor martillo del mundo. Pero un martillo puede usarse para abrir cabezas o construir casas." Starbrand / New Universal #4
ID

Resident Evil: Marhawa Desire #2

Pánico en el instituto

Un artículo de Rodrigo Arizaga Iturralde - Introducido el 17/11/2015
Resident Evil: Marhawa Desire #2
Resident Evil: Marhawa Desire #2 USA - 2015
Guionista:Capcom Staff
Dibujante:Naoki Serizawa
Editorial:Planeta Cómic - 176 páginas - color Precio:9,95€
PUNTUACION
2,5/5

Desde la aparición de su primera entrega en 1996, la saga de videojuegos Resident Evil se ha convertido en uno de los pilares de la industria, sentando las bases del survival horror y siendo una de las responsables del renacer del subgénero zombi al inicio del siglo XXI. Una popularidad que se ha extendido a otros campos como el cine, la literatura y el cómic, donde ha conocido varias cabeceras en el mercado estadounidense. Curiosamente, y pese a su origen nipón, la saga ha tardado casi dos década en ser adaptada al manga con el título que nos ocupa.


Dejando de lado la adaptación de los videojuegos originales, Marhawa Desire plantea una trama original protagonizada por una serie de personajes creados para la ocasión, narrando un brote del infame Virus-T en un prestigioso centro académico privado. La aparición del prestigioso biólogo Doug Wraith y su sobrino para investigar las causas del suceso acaba descubriendo no solo a una potencial amenaza biológica, sino también una tupida red de secretos y engaños que parece orquestada por su directora la religiosa Madre García. El manga también presenta una trama protagonizada por conocidos personajes de la franquicia como Chris Redfield y Piers Nivans que corre en paralelo a la principal y que, además de dar carácter oficial a la narración, permite ubicarla cronológicamente entre la quinta y sexta entregas de la saga de videojuegos.


Con un guión firmado por el staff creativo de Capcom –la compañía responsable de la saga- y tras la presentación de los protagonistas, esta segunda entrega apuesta por la acción pura y dura, centrándose en las peripecias de los protagonistas en las dependencias subterráneas infestadas de cadáveres vivientes. Elementos de suspense como la presencia de una misteriosa encapuchada o las sospechosas reticencias de la directora del centro de hacer pública la situación añaden cierta densidad a un guión falto de la misma, poblado por personajes cuya personalidad apenas supera el simple tópico propio del manga para adolescentes. Algo especialmente visible en personajes como esa colegiala perpetuamente vestida con traje de estudiante y su continua tendencia a adoptar poses provocativas independientemente de la situación argumental. Por otra parte la subtrama protagonizada por Redfield y Nivans carece de un peso específico que haga pensar que está allí por algo más que para justificar la pertenencia a la franquicia del proyecto.


Por ello el elemento de mayor interés del presente título es responsabilidad del dibujante Naoki Serizawa. Su dibujo goza de un nivel de detalle bastante más elevado de lo que suele ser usual en el comic japonés, tanto en lo referente a los escenarios como a los propios personajes. Serizawa demuestra asimismo un gran pulso para las abundantes escenas de acción, a las que aporta tanto un gran dinamismo como capacidad para plasmar los detalles más truculentos de la temática zombi. El resultado es una obra que entusiasmará a los fans más completistas de la franquicia y al consumidor de shonen menos severo, pero que dejará más bien frio tanto al seguidor más exigente como al lector ocasional por su decisión de centrarse en los aspectos más superficiales de la franquicia en lugar de emplear a fondo su verdadero potencial.


contactarEdición impresa