Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
La Atalaya del Vigía Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"La inmortalidad es como las vacaciones de verano. Se apodera de ti la apatía, hay tiempo, todo lo dejas para mañana y al final nunca haces nada." Las Calles de Arena
ID

Nextwave: La cara más gamberra de Marvel

Un artículo de Rodrigo Arizaga Iturralde - Introducido el 22/12/2015
La Atalaya del Vigía

Artículos relacionados

· 100% Marvel - Caballero Luna #1: De entre los muertos

· Hellblazer: Warren Ellis

· #ImageExpo2015 - Heartless de Warren Ellis y Tula Lotay

Con Marvel enfrascada en revivir personajes e historias al calor de las nuevas Secret Wars, la miniserie dedicada al universo Marvel Zombies recupera a Elsa Bloodstone. Un personaje que inmediatamente trae al recuerdo Nextwave, una de las propuestas más divertidas, gamberras e iconoclastas de cuantas ha publicado la editorial en la última década.

Nextwave nació fruto de la turbulenta e hiperactiva mente de Warren Ellis al que, a diferencia de sus otras incursiones en la editorial, Marvel dio total y absoluta libertad para una serie que hacía de la sencillez su mejor virtud. Nextwave fue planteada como un divertimento de superhéroes enfrentados a grandes amenazas, que son machacadas inmisericordemente ocasionando grandes cantidades de destrucción. Dicho en frío no parece haber demasiada diferencia con lo que pueda ofrecernos cualquier trama estándar de Vengadores o X-Men. Pero la diferencia está en el enfoque: en lugar de buscar la trascendencia y la verosimilitud, Ellis abraza aquí sin rodeos la parodia y el desmadre más absolutos.


Consciente de lo irreverente del enfoque dentro de la propia editorial, la serie echa mano de un reparto de personajes de segunda fila a los que poder aplicar ese filtro pasado de vueltas sin preocuparse por las repercusiones: Monica Rambeau -la antigua Capitana Marvel-, sobre la que Ellis descarga toda clase de chascarrillos respecto a su larga experiencia como superheroina y miembro de los Vengadores; Aaron Stack -el Hombre Máquina- convertido aquí en una suerte de androide de moral laxa y bebedor compulsivo de cerveza no muy lejano al Bender de la televisiva Futurama; Tabitha SmithBum-Bum-, plasmada como una pija descerebrada adicta a las compras y los teléfonos móviles; la ya mentada Elsa Bloodstone, hija del cazador de monstruos Ulises Bloodstone, cuya pasión por la acción solo es superada por su patriotismo europeo y su desdén hacia las costumbre norteamericanas; y el Capitán, un descerebrado borrachín de los suburbios de Brooklyn al que unos alienígenas concedieron superpoderes.


Frente a ellos la corporación Beyond, organización terrorista dedicada al comercio de armas de destrucción masiva (sic) cuyo brazo armado, la organización HATE liderada por Dirk Rabia, parecen la versión retorcida, megalomaníaca y drogodependiente de SHIELD y Nick Furia.


Planificada en forma de historias cortas de dos números cada una, la serie muestra al grupo de héroes rastreando y destruyendo los distintos complejos de Beyond. En ellos hacen frente a amenazas tan dispares como el dragón gigante Fing Fang Foom; un policía corrupto transformado por un virus en un colosal mecha (sic); ejércitos de esbirros cultivados en huertos a partir de brócoli (sic); una invasión de los Sin Mente de la Dimensión Oscura originada en unos lavabos públicos; una versión de The Ultimates integrada por copias cutres de los Vengadores y liderada por Forbush Man –olvidado personaje de un aun más olvidado cómic satírico de la editorial-; y finalmente el líder de Beyond, quien resulta ser… tendréis que verlo para creerlo.


Cada historia está escrita con un estilo rápido y ligero, lleno de diálogos tan ingeniosos como ofensivos. Ellis alterna la acción frenética con flashbacks a modo paródico vistazo al pasado y/o la intimidad de los protagonistas, usando los textos de apoyo como agresivos eslóganes publicitarios dirigidos al propio lector. Buena parte de su efectividad viene de los dibujos de Stuart Immonen, versátil artista que aquí emplea un registro próximo al cartoon más gamberro y al anime más salvaje. El dinamismo de los dibujos y lo imprevisible de los guiones se traduce en secuencias tan brillantes como esa sucesión de splash pages con el asalto del grupo al cuartel general de Beyond, enfrentándose una tras otra a oleadas de amenazas demasiado absurdas para detallarlas. O el momento en el que Forbush Man provoca que cada personaje se vea atrapado en su propia pesadilla, cada una visualizada con un estilo gráfico completamente distinto.


Planeada como serie regular, Nextwave fue cancelada tras solo doce entregas. La alergia de Ellis a los proyectos de encargo de gran extensión y el potencial de un Immonen al que pronto le llovieron ofertas para series más famosas fueron la principal causa. Conscientes del personal e insustituible trabajo de ambos artistas los editores decidieron no continuar la serie sin ellos. Sin embargo aquí y allá –un cameo en Civil War, una aparición en la saga Marvel Zombies, sus versiones del Hombre Máquina y Elsa Bloodstone integradas en la continuidad posterior, las recientes referencias a Beyond en Capitán América y los Poderosos Vengadores - demuestran que el recuerdo de la serie sigue vivo. Si solamente Ellis e Immonen se animasen a retomarla…


contactarEdición impresa