Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
La Atalaya del Vigía Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Las espadas son el alma del samurai. Definen quién es. Sin ellas, no somos más que pedazos de madera" Usaji Yojimbo (Usaji Yojimbo)
ID

Vic & Blood: Mucho más que un chico y su perro

Un artículo de Rodrigo Arizaga Iturralde - Introducido el 28/02/2017
La Atalaya del Vigía

Artículos relacionados

· Grandes Autores Vértigo: Richard Corben

· Grandes Autores de Vértigo: Len Wein y Bernie Wrightson – La Cosa del Pantano: Génesis Oscura

Cuando uno rememora la trayectoria de Richard Corben enseguida aparecen nombres como Den, Bloodstar o Mundo Mutante. Los lectores más recientes quizá citen sus aportaciones a Hellboy o sus colaboraciones para editoriales como Marvel y DC. Sin embargo, pocos mencionaran de entrada Vic & Blood, una de sus obras más interesantes que este 2017 cumple treinta años de su publicación.


Lo cierto es que hablar de Vic & Blood incluye hablar de algo más que un cómic. La razón se debe a que, pese a tratarse de una obra breve, su trayectoria implica una longevidad que se extiende a lo largo de varias décadas y medios. Su origen se sitúa en 1969 cuando el escritor de ciencia ficción Harlan Ellison publicó Un Muchacho y su Perro, historia corta aparecida en la revista New Worlds recopilada posteriormente en edición corregida y aumentada en una antología de relatos del autor. Dicha historia sería adaptada al cine con 2024: Apocalipsis Nuclear (A Boy and His Dog, L.Q. Jones, 1975), película de bajo presupuesto protagonizada por un joven Don Johnson y convertida en título de culto. En los años posteriores Ellison escribiría dos relatos más a modo de precuela y secuela (Rastrero y Corre, Pequeño, Corre) que, junto al relato original, él mismo adaptaría al comic en 1987 con Richard Corben a los lápices y el título de Vic & Blood.



Ambientada en un mundo devastado por la guerra nuclear, Vic & Blood narra las andanzas de sus dos personajes titulares: Vic, un muchacho de quince años que sobrevive encontrando objetos y armas con los que negociar y Blood, un perro con inteligencia aumentada y poderes telepáticos que le acompaña en sus búsquedas. Historia violenta, de tono pesimista y sin concesiones, Ellison no se corta un pelo a la hora de mostrar un mundo en el que impera la ley del más fuerte y donde la condición humana supone un lujo ante el acoso de bandas armadas y peligrosas criaturas mutantes. Algo que contrasta fuertemente con el aparente carácter de historia infantil a priori asociado a su pareja protagonista.


El tratamiento de los personajes de hecho invierte malévolamente sus papeles, haciendo que Vic se deje llevar por sus instintos primarios –robar, matar y violar- mientras Blood ejerce como fuente de la inteligencia, conocimiento y conciencia del dúo. Precisamente, buscando una mujer con la que tener sexo, Vic encuentra a Quilla June, miembro de una comunidad oculta en un refugio nuclear subterráneo que reproduce la antigua civilización. Pero el aparentemente idílico refugio oculta una podredumbre moral que provocará un violento desenlace donde la lealtad entre el chico y su perro acabará afirmándose en forma escalofriante y desoladora.


Publicada originalmente en blanco y negro –dos años después aparecería una versión coloreada, competente pero muy alejada del vistoso despliegue cromático de otras obras del dibujante-, la puesta en imágenes que hace Corben capta a la perfección el tono crudo y desolador propuesto por Ellison, utilizando hábilmente masas de negro para subrayar tanto los apocalípticos paisajes como la ambigüedad moral de los personajes. Sus famosas figuras de anatomía hipertrofiada y posturas exageradas brillan aquí por su ausencia –salvo quizá por las escalofriantes arañas mutantes del desenlace-, apostando por una narrativa más clásica puesta al servicio del guión y no al revés. Un trabajo quizás menos llamativo visualmente que el de sus obras más famosas, pero mucho más completo a nivel narrativo y de desarrollo de personajes.


La labor de Corben de hecho agradó tanto al propio Ellison que en 2003, cuando finalmente decidió recopilar sus relatos sobre los personajes, decidiría acompañar a los mismos con sus respectivas versiones en viñetas. Una edición que volvería a contar con la colaboración del propio Corben mediante una serie de ilustraciones inéditas realizadas para la ocasión.


Pese a su brevedad, su relativo impacto mediático y el rotundo y desolador desenlace de su argumento, la obra y sus adaptaciones se han convertido en un influyente referente cuyos signos de identidad pueden rastrearse en creaciones tan populares como la saga cinematográfica Mad Max –algo reconocido por el propio creador de esta última- o la exitosa saga de videojuegos Fallout. Mientras Ellison sigue mareando la perdiz con una posible secuela titulada Blood´s a Rover (en la que, según sus declaraciones, lleva trabajando casi tres décadas) conviene recordar la joya que es su versión en viñetas. Una adaptación editada en España por Norma Editorial en dos versiones –en formato cómic en blanco y negro y en formato álbum a color- largo tiempo descatalogadas y que pide a gritos un reedición a la altura de su verdadera talla artística.

Opinión de los lectores

No hay mensajes publicados, publica el tuyo . La identificación es voluntaria pero te permite mantener tu nombre y avatar. Hazlo desde aquí

Nombre:

Texto:

Introduce el código de validación inferior en la casilla:


Normas de uso:

-Agradecemos cualquier punto de vista adicional sobre el artículo.
-Tu comentario nos aportará más si no descalifica la opinión del redactor y aporta tus propias razones al debate. Cualquier corrección será, por supuesto, bienvenida.
-Está prohibido el spam, los enlaces a contenido ilegal y las descalificaciones.
-Este formulario no procesa html.





contactarEdición impresa