Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Transmetropolitan #1 Comic Digital

blogs

La Atalaya del Vigía

Thorgal: El largo camino del guerrero de las estrellas

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Y mientras Namor tolera muy poco los retardos... Yo por ti, Susan, esperaría eternamente." Namor a Susan Storm / 4 Fantásticos #588
ID

Transmetropolitan #1

Warren Ellis nos presenta un inquietantemente viable futuro distópico

Un artículo de Mario de Olivera - Introducido el 03/09/2019
Transmetropolitan #1
Transmetropolitan #1 USA - 2019
Guionista:Warren Ellis
Dibujante:Darick Robertson
Editorial:ECC Ediciones - 336 páginas - color Precio:31,50€
PUNTUACION
4,5/5

Artículos relacionados

· Planetary Libro 1

· Authority

· Hellblazer: Warren Ellis

Ahora que se nos confirmaba la triste noticia del cierre del sello Vertigo, es hora de que fijemos nuestra atención en uno de los títulos que ayudó a definir el sello más independiente de DC, si bien su andadura comenzaba con el extinto sello Helix en las primeras portadas. Publicada entre los años 1997 y 2008, la serie consta de un total de 60 entregas que transcurren casi en tiempo real, como si se tratase de cinco años completos de la vida de nuestro protagonista. Transmetropolitan comenzaba casi sin hacer ruido, para luego convertirse en una de esas lecturas indispensables del mes, como lo fue cada nueva entrega de Predicador, 100 Balas o Scalped durante su publicación.


La intención de Warren Ellis es hacernos partícipes de un futuro tan desesperante que bien podría ser el que nos espera a la vuelta de la esquina. Resulta casi preocupante el parecido entre La Bestia, presidente de los Estados Unidos en este infierno de ciencia ficción, con el actual presidente americano, y tantas otras similitudes, fruto de la generalización en algunos casos y de la casualidad en otros, que su lectura resulta tan fresca hoy en día como lo fue cuando vio por primera vez la luz.


Para lograr que el lector se sienta tan desorientado y perplejo como el protagonista de la serie, el periodista Spider Jerusalem regresa de un aislamiento autoimpuesto cinco años atrás, para cumplir con su inquebrantable contrato editorial, descubriendo a su vuelta un mundo gobernado por un sinfín de nuevas religiones, a las que los ciudadanos se agarran de forma desesperada en un intento vacío por garantizar su supervivencia. Armado con una polémica columna de denuncia, fruto de sus contactos periodísticos, Jerusalem irá desvelando todas las corruptelas existentes en la sociedad, exponiéndolas a los ciudadanos y a los lectores, y consiguiendo un cómic tan divertido e irreverente como con sustancia, y es que basta un vistazo a alguna de sus tramas políticas para comprobar que las cosas no han cambiado demasiado desde 1997, ni van a hacerlo presumiblemente hasta el fin de los días.


Al lado de Ellis, e igualmente culpable del éxito de la serie, tenemos a Darick Robertson. Aunque su estilo aún seguiría evolucionando en los siguientes años, ya podemos comprobar su trazo desagradable y hasta provocador con el que se enfrenta a cada página. Robertson recarga en exceso las viñetas con mil detalles, personajes y especies alienígenas, convirtiendo cada nueva visita a las páginas de Transmetropolitan en algo único, fascinante ,y al mismo tiempo, agotador para nuestros sentidos. Como en muchas longevas series de Vertigo, sólo es necesario que transcurran varias entregas para que no nos imaginemos la serie dibujadas por otras manos, y si echamos un vistazo a algunas de las portadas de la colección, de múltiples dibujantes además del propio Robertson, lo podremos comprobar en un momento.


Después de una errática publicación en nuestro país, ECC apostó por su recuperación en diez volúmenes en tapa blanda y, comprobado que el calado de Spider seguía intacto después de tantos años, ha decidido escuchar a los lectores que demandaban una nueva edición en tapa dura, y ahora nos llega la primera entrega de las cinco en las que se completará la serie. Está a punto de comenzar uno de los viajes más alucinantes que puedas imaginar, no olvides abrocharte el cinturón y acompañar a Spider Jerusalem en su increíble periplo.


contactarEdición impresa