Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Stillwater #1: Rabia, Rabia Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"La violencia es un lenguaje primitivo, horrible... aunque debo admitir que su fluidez puede hacerse pasar por poesía. " Doug Ramsey / X-Men: Segundo Advenimiento
ID

Stillwater #1: Rabia, Rabia

¿Quién quiere vivir para siempre?

Un artículo de José María Pérez Cuajares - Introducido el 01/08/2021
Stillwater #1: Rabia, Rabia
Stillwater #1: Rabia, Rabia USA - 2021
Guionista:Chip Zdarsky
Dibujante:Ramón K. Pérez
Editorial:ECC Ediciones - 136 páginas - color Precio:17,95€
PUNTUACION
4,5/5

Cuando llevas muchos años disfrutando de este sano placer que es la lectura de cómics, cada vez te vuelves más exigente, de forma que buscas la originalidad entre el aluvión de novedades que llega cada mes a nuestras librerías. Eso provoca que los autores tengan que afinar el tiro, no sólo ofreciendo una trama atractiva y unos personajes con los que te identifiques y quieras saber que les sucede mes a mes, sino intentando que la mayor parte de esto suceda, a ser posible, en los primeros números de la serie, ya que la cada vez menor capacidad de atención del lector, nos invita a abandonar determinada serie a los pocos números. Lo que intentan evitar es ese comentario que muchas veces recibimos referente a una exitosa serie de televisión: las primeras dos temporadas son flojitas, pero luego te enganchas. Sin llevar al extremo (el guionista Brian K Vaughan decía que él intentaba enganchar al lector en las primeras páginas, por si el lector no llegaba ni a terminar el primer número), el primer tomo resulta decisivo para la gran mayoría a la hora de determinar si convertimos una serie en compra obligada para futuros tomos, o nos quedamos en ese primer volumen.


Stillwater, la serie de Skybound que ahora nos trae ECC en un tiempo récord teniendo en cuenta sus fechas de salida en Estados Unidos, consigue aunar todo lo anteriormente mencionado, presentando una trama atrayente como pocas y consiguiendo al final del primer tomo, que quedemos atrapados con los entresijos de este peculiar pueblo americano, a pesar de que las tramas han comenzado a fluir en sus páginas. Como digo, partimos de una premisa sencilla pero atrayente: en Stillwater nadie puede morir. Casi como si el tiempo se hubiera detenido, las heridas se curan, los huesos vuelven a soldarse y los años no pasan por sus habitantes, que han organizado sus vidas de forma casi clandestina frente al exterior y son gobernados por una suerte de magistrado todopoderoso, que controla sus destinos hasta el más mínimo detalle. Un vistazo a lo que en principio sería una bendición casi divina nos deja a unos niños que crecen mentalmente año tras año, pero siguen atrapados en sus cuerpos originales, y nos plantea una nueva perspectiva, que se trate más de una maldición que de un lujo disfrutable por la buena gente de Stillwater.


Daniel, nuestro protagonista, llega al pueblo atraído por una falsa herencia, pero se encuentra rodeado por las sorpresas: su madre sigue viva y presenta el mismo aspecto que cuando él era niño, y la única razón de que haya podido crecer y vivir una vida normal es que ella consiguió sacarle de Stillwater cuando era pequeño. Al mismo tiempo que los lectores, comenzará a conocer los entresijos de esta peculiar comunidad, que guarda más de una sorpresa. Chip Zdarsky dosifica con maestría la información que quiere dar al lector, con continuos flashbacks en los que situar la acción, mientras que Ramón K. Pérez hace un soberbio trabajo con el dibujo de la serie y casi podemos apreciar su evolución en el detalle y diseño de personajes mientras vamos pasando páginas de este imprescindible tomo. Una serie que arranca con muchas ganas, que nos deja con un cliffhanger más que atractivo, y de la que esperamos grandes cosas en los tomos venideros de la mano de ECC.


contactarEdición impresa