Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Hulk #12 Comic Digital

critica

DCsos: Inmortales

¿Qué fue de los villanos mientras los héroes se zombificaban?

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"El amor no es ciego, solo selectivamente miope" Hulk a la Abominación / Grandes Sagas Hulk 1994
ID

Hulk #12

Los Defensores contra Los Ofensores

Un artículo de Juan José Palacios Hoyos - Introducido el 08/09/2009
Hulk #12
Hulk #12 Estados Unidos - 2009
Guionista:Jeph Loeb
Dibujante:Ed McGuinness
Editorial:Panini - 24 páginas - color Precio:1,95
PUNTUACION
2,5/5
Una nueva aventura reúne al Hulk verde y al rojo, pero en esta ocasión no se enfrentarán el uno al otro en solitario sino que les acompaárán pesos pesados como Namor o Terrax.

La colección mensual del Gigante Esmeralda continúa extendiendo el enfrentamiento entre los Hulks verde y el rojo añadiendo a la refriega a los ‘amigos’ de cada uno de ellos.
En el bando esmeralda se unen Namor, el Doctor Extraño y Estela Plateada, es decir los componentes clásicos de ese atípico supergrupo denominado Los Defensores. Del lado escarlata tenemos la adición de Terrax, el Tiburón Tigre y el Barón Mordo, acérrimos enemigos y reflejos oscuros de los citados héroes, de ahí que esta caterva de villanos decida adoptar el nombre de Los Ofensores.

A pesar de que la labor de Jeph Loeb tanto en esta serie de Hulk como en la línea Ultimate sea de lo más decepcionante, se puede considerar que la saga que empieza en este capítulo es la más simpática de todas, o al menos la que menos daño inflige a la dignidad de los lectores y de los personajes. No se trata por supuesto de una aventura profunda y compleja, porque son características que uno nunca debería esperar de un tebeo escrito por el ex productor de Héroes, pero al menos sí que es una aventura de corte clásica bastante respetable.

Con El Gran Maestro y El Coleccionista como sponsores del bando de los buenos y del de los malos respectivamente, se desata una refriega entre Defensores y Ofensores que ya anticipa la genial portada doble de Ed McGuinnes. Sin duda, si la historia no contase con un artista con tanto que ofrecer como McGuinnes, tendríamos un cómic que no valdría ni la mitad de lo que vale, porque ya sabemos que Loeb tiene la fortuna de rodearse de grandes dibujantes que realzan sus historias enormemente. De esta manera la simpleza del guión (con caracterizaciones que suelen ignorar la evolución sufrida por los personajes en los últimos tiempos) sirve de vehículo para el lucimiento de un dibujante que se encuentra en su mejor momento, sobre todo si le apoyan el entintado de Dexter Vines y una buena paleta de colores vivos como la de Guru FX.

Sigue siendo un cómic de Loeb, pero como aventura aislada, este duelo de Defensores y Ofensores es bastante inofensivo.


contactarEdición impresa