Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Y, El Último Hombre #6: Chica con Chica Comic Digital

critica

Isola: Capítulo Uno

Un bellísimo relato de fantasía con toques Ghibli

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Bruce, mañana está a sólo un sueño de distancia." Thomas Wayne / Detective Comics #2
ID

Y, El Último Hombre #6: Chica con Chica

Yorick, 355 y la Dra. Mann ponen rumbo a Japón

Un artículo de Bruno Lorenzo - Introducido el 24/03/2014
Y, El Último Hombre #6: Chica con Chica
Y, El Último Hombre #6: Chica con Chica USA - 2014
Guionista:Brian K. Vaughan
Dibujante:Goran Sudžuka, Pia Guerra
Editorial:ECC Ediciones - 144 páginas - color Precio:13,95€
PUNTUACION
3,5/5
Etiquetas: Y / DC COMICS /

Nuevo volumen de una de las series cumbre de Brian K. Vaughan y giro de casi, casi 180º en la trama: el descubrimiento de que el mono Ampersand puede tener la clave de la inmunidad de Yorick ha descontrolado las cosas. Su secuestro por parte de un operativo japonés cargado de tópicos (nombre incluido: Toyota) obliga al último hombre y su curioso grupo de aliadas a abandonar el continente antes conocido como Estados Unidos y embarcarse en una persecución a través del mar hasta Japón. Y no podemos negarlo, es posible que este planteamiento diese para bastante más de lo que vemos en estas páginas…

Comentábamos en las anteriores críticas que Vaughan estaba siendo muy inteligente y coherente a la hora de plantear el desarrollo de la serie, pero precisamente por su coherencia y naturalidad sucesos como el descubrimiento antes mencionado quizás no estaban tan resaltados como deberían, siendo Yorick, sus sentimientos filias y fobias los verdaderos corazones de la aventura. Algo parecido sucede en estos números con la estancia de nuestros protagonistas en alta mar. Vaughan incide una vez más en la sexualidad de sus protagonistas, en las diferencias de poder de un mundo gobernado ahora por mujeres y en los desastres de las sociedades post-apocalípticas. Tres temas que han sido ya explotados durante los 5 tomos anteriores con muy buen acierto, y que resultan ya un tanto repetitivos, a pesar de que el escritor se esfuerza por incluir aún más humor en los diálogos y situaciones realmente curiosas. Un momento que parecía propicio para introducir nuevos temas y una marcha más a la narración se convierte por tanto en un suceso corriente en manos del guionista que en esta ocasión no aprovecha sus cartas y busca la salida fácil.

Nuestro grupo de protagonistas deberá embarcarse en un accidentado viaje para liberar a Ampersand


No obstante, encontramos cosas positivas en Chica con chica. Por ejemplo, la capitana Kilina y Rose, aunque son un arquetipo de personaje que ya hemos visto en la serie, funcionan muy bien en esta historia: la corrupción y la lucha por sobrevivir tras el holocausto no termina ni en medio del agua. Por suerte, aún hay gente con dos dedos de frente que parece defender la jusitica y que “el fin justifica los medios” tampoco sirve en este mundo. De todas formas, los conflictos morales siguen estando a la orden del día e incluso es posible empatizar y entender el porqué de las razones que llevan a una persona como Kilina a llevar la carga que lleva en su barco. Vaughan se esfuerza por hacer creíbles a todos los caracteres y a todas las situaciones, por más que parezca que la mala suerte persigue a Yorick, la Dra. Mann y 355 en su odisea. Al mismo tiempo, en Israel y Australia las cosas también avanzan, aunque aún no tenemos muy claro de en qué sentido. Exactamente lo mismo que los intereses de una 355 que nos despista (en cierta forma) con su sexualidad cambiante cada “x” episodios. Lo que si tenemos claro es que todas las tramas van a confluir en Yorick y que nuestro amigo va a tener que adaptarse cada vez más rápido a las situaciones que vayan surgiendo. Los sueños de los personajes juegan un papel fundamental en este aspecto, destacando especialmente en este número ese pequeño homenaje al cómic clásico y su color “de puntitos”.

Nuevos personajes como la capitana Killian nos mostrarán hasta donde han llegado los supervivientes para asegurar su perduración tras el 'evento'


En la parte gráfica de la serie, Goran Sudžuka, habitual en las series Vértigo de la época y al que hemos podido ver recientemente también en la serie de Wonder Woman escrita por Brian Azzarello. Su estilo se mimetiza perfectamente con el de Pia Guerra, llegando incluso a parecer indistinguible en determinadas secuencias, por lo que su aportación no parece tan destacable como lo fue en su momento la de Paul Chadwick o incluso el espléndido Goran Parlov en sus episodios en el desierto. Se agradece de todas formas, una vez más, el increíble esfuerzo que hizo Vertigo a la hora de otorgar a la colección la coherencia gráfica necesaria

Otras críticas de la serie publicadas:

Y, El Último Hombre #2: Ciclos
Y, El Último Hombre #3: Un Pequeño Paso
Y, El Último Hombre #4: Palabra de Seguridad
Y, El Último Hombre #5: El Anillo de la Verdad


contactarEdición impresa