Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Power Girl Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"'¿Te acostaste con Emma cuando estábais en Hong Kong?' 'No. No lo hice. Me mantuvo despierto toda la noche'" Jean Grey / Scott Summers, X-Men vol. 2 #77
ID

Power Girl

Mucho más que un cuerpo

Un artículo de Elisa G. McCausland - Introducido el 06/04/2010
Power Girl
Power Girl EEUU - 2010
Guionista:Jimmy Palmiotty/Justin Gray
Dibujante:Amanda Conner
Editorial:Planeta - 144 páginas - color Precio:12,95
PUNTUACION
4/5
Etiquetas: Power Girl / / DC COMICS / Superhéroes /
Kara, alias Power Girl, es una desterrada que se ha cansado de llorar. Dispuesta a escapar de la alargada sombra de Superman en su nueva aventura en solitario, la superheroína se ha hecho con una nueva identidad en consonancia con estos tiempos de responsabilidad social corporativa y ha fundado una empresa de I+D que promete salvar al mundo desde el entorno empresarial -con las manos más o menos limpias y sin uniforme-. No obstante, y a la luz de este primer número, es probable que la identidad sea la menor de las preocupaciones de la antigua componente de la JSA.

Hubo un tiempo en el que el principal objetivo del cómic de superhéroes era entretener. Los llamados a ese noble menester no eran otros que los héroes neutros y compactos. Las superheroínas, sin embargo, servían de comparsa, ese bello complemento al servicio de la gloria de los héroes de primera categoría. Sería injusto negar que estos personajes no han “sufrido” una evolución, para mejor. Pero si las comillas subrayan el verbo que implica dolor no es casualidad. En la transición de objeto a sujeto, los equipos creativos se olvidaron del sentido del humor, entendiendo que las personalidades de personajes como Wonder Woman, Supergirl o la propia Power Girl debían ser más graves, adultas y… aburridas. Jimmy Palmiotty y Justin Grey entienden a Kara desde otra perspectiva. No se trata de convertirla en la Canario Negro de Gail Simone, pero algo de este espíritu si hay, debido, en parte, a los lápices de Amanda Conner (The Pro, Aves de Presa, Vampirella).

Kara tiene un gato, una taza de Wonder Woman en su despacho y una identidad secreta. Colecciona bolas de cristal, vive en un ático de Brooklyn y, contra todo pronóstico de género, le entusiasman las películas de terror, «sobre todo las que son para mayores de 18 años, no estas cosas descafeinadas para adolescentes». Tiene lo que hace mucho pedía a gritos: una personalidad y mucho sentido del humor. Nada de superheroínas torturadas, ni afán trascendental. Una realidad modelada por los lápices de Amanda Conner no puede ser otra cosa que blanda y confortable. En este número el contrapunto a la personalidad de Kara lo pone una creación de Palmiotty: su amiga Atlee, alias Terra, un personaje que, debido a su naturaleza -alienígena también, cuyo pueblo habita el manto terrestre- se comporta como una «extraña en el paraíso» que ve el mundo por primera vez. Este personaje funciona como recurso humorístico, pero también sirve a sus guionistas para introducir en la historia un punto de vista aparentemente ingenuo no exento de cierta crítica -memorables las sesiones de cine palomitas-.

Y, si parecía improbable que pudiera leerse Power Girl sin centrar la atención en su exuberante anatomía, este equipo ha obrado el milagro. Cierto es que la heroína sigue “apareciendo” a la manera en que John Berger cuenta que lo hacen las mujeres, pero a ella no le importa –a pesar de ser consciente, o precisamente por eso-. ¿Al lector tampoco?


contactarEdición impresa