Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Ultimate Marvel Especial #2: Iron Man Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"La locura es como la gravedad, tan solo hace falta un pequeño empujón" El Joker / El Caballero Oscuro
ID

Ultimate Marvel Especial #2: Iron Man

La juventud de Tony Stark se “re-ultimatiza”

Un artículo de José María Pérez Cuajares - Introducido el 25/06/2013
Ultimate Marvel Especial #2: Iron Man
Ultimate Marvel Especial #2: Iron Man USA - 2013
Guionista:Nathan Edmonson
Dibujante:Matteo Buffagni
Editorial:Panini Cómics - 88 páginas - color Precio:5,95€
PUNTUACION
3,5/5

La historia de Iron Man en el universo “definitivo” marveliano es una de las más curiosas de todos los personajes presentados. Su popularidad tras ser presentado en los Ultimates como un genio millonario autodestructivo y pasado de vueltas –en la mejor tradición de otras etapas anteriores del personaje- se disparó a niveles insospechados y, aunque apareció en los primeros números de Ultimate Marvel Team-Up con algunas característica diferentes, la versión de Mark Millar y Bryan Hitch se convirtió por méritos propios en el modelo a seguir para futuras apariciones.

Sin embargo, la Casa de las Ideas quería explotar ese éxito y, a pesar de mantener un número muy bajo y controlable de colecciones en el sello, decidió dedicar una serie limitada a los orígenes del enfant terrible del panorama superheroico. Además, querían contar para ello con autores de primera fila para lo que reclutaron al visionario escritor de ciencia ficción Orson Scott Card y al excelente dibujante Andy Kubert. ¡Ah! Una cosa más: les dieron total libertad creativa para hacer y deshacer a su gusto los comienzos del joven Stark. El resultado no deja de ser una serie limitada tan entretenida como inusual, debido a su apuesta por una narración contenida y compleja alejada de los blockbusters al uso. De hecho, contó con una continuación algo después de nuevo en manos de Card y nuestro compatriota Pasqual Ferry.

¿El problema? Que muy poco tiempo después de su aparición dejó de considerarse oficial en la continuidad de este universo. La radicalidad de algunos de los conceptos utilizados por el guionista hacían que estos fueran complicados de incluir en una realidad que buscaba acercarse a los personajes presentados en las películas Marvel del personaje. Por esa razón, un Tony Stark al que podían volar en pedazos y que se regeneraba gracias a una dantesca genética y cuyo cerebro se encontraba diseminado por todo su cuerpo de manera que le otorgaba superinteligencia no era lo idóneo para un personaje que estaba llegando al gran público mundial.


Así que, sin más problemas que alguna llamada de teléfono o memorándum interno, Tony Stark volvió a sus orígenes como millonario descontrolado y genio de la tecnología con un lado oscuro muy pronunciado. Los poderes de la editorial reclutaron a un joven valor en alza, Nathan Edmonson –responsable de las muy interesante ¿Quién es Jake Ellis? o Dancer-, para presentarnos no sólo la remozada juventud de Stark y los complicados enfrentamientos con su padre antes de su llegada a la dirección de Industrias Stark, sino también al nuevo Mandarín y su perverso plan para hacerse con el control del mundo. Atrás quedan la imagen icónica aunque desfasada del villano basada en la amenaza de piel amarilla y los megaplanes llevados a cabo con la ayuda de seres mitológicos –aunque queremos que quede claro que somos fans incondicionales de Fin Fang Foom- y arcana magia ancestral.


El guión de Edmonson nos presenta a Iron Man sumergido en una trama de traiciones corporativas, oscuras figuras que controlan el curso del mundo y amenazas acordes con estos tiempos que nos ha tocado vivir. Sí, quizás no sean esos coloridos villanos de antaño pero, sin lugar a dudas, son despreciables personajes que bien podrían aparecer en cualquier telediario actual y acabar con los héroes de un solo plumazo.

El apartado gráfico recae en un casi desconocido Matteo Buffagni que ilustra de manera correcta y dinámica las páginas de Edmonson con un estilo que recuerda sobremanera al excelente Ron Garney en su etapa al frente del Capitán América.


contactarEdición impresa