Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
¡Batman y Robin deben morir! Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"El cielo de un guerrero lo dan los actos, no las creencias. Las estrellas no nos piden nuestra fe antes de sonreírnos." Thor, Thor #16
ID

¡Batman y Robin deben morir!

Un artículo de Bruno Lorenzo - Introducido el 22/07/2013
¡Batman y Robin deben morir!
¡Batman y Robin deben morir! EE.UU. - 2013
Guionista:Grant Morrison
Dibujante:Andy Kubert, Cameron Stewart, Chris Burnham, David Finch, Frank Quitely, Frazer Irving, Scott Kolins, Tony S. Daniel
Editorial:ECC Ediciones - 168 páginas - color Precio:17,50
PUNTUACION
4/5

ECC Ediciones recopila en este volumen lo que podríamos denominar el principio del fin de la segunda fase del escocés Grant Morrison como guionista de Batman. Si la primera fase terminó con la desaparición de Bruce Wayne durante los acontecimientos de Batman R.I.P. y Crisis Final, esta segunda fase se caracterizó por el protagonismo que adquirieron Dick Grayson y Damian Wayne como herederos del manto del murciélago, asumiendo los roles de Batman y Robin en una colección que daba rienda suelta a las aspiraciones de Morrison de mezclar todos los estilos y épocas por las que ha pasado el personaje en sus más de 70 años de historia. En ¡Batman y Robin deben morir! cierra la curiosa odisea que han vivido ambos personajes, e inicia el camino hacia la redefinición de la Bat-franquicia y del status público del personaje que veremos al completo en El Regreso de Bruce Wayne, miniserie que ECC también recopilará en tomo este mismo mes de Julio.



Batman y Robin se quedaban estupefactos en las últimas páginas del volumen anterior al descubrir la identidad de Oberon Sexton, el hombre que parecía haberles ayudado en los últimos tiempos, quien sin embargo parece estar más obsesionado con un enemigo común para todos: Simon Hurt, la misteriosa amenaza que provocó la caída de Bruce Wayne. Morrison continúa este argumento, siguiendo los hilos ya vistos en Batman R.I.P. que colocaban a Hurt muy cerca de la familia Wayne. Todo en una serie de escenas muy simbólicas que parecen ser ni más ni menos que una cuenta atrás para la nueva muerte de Batman.



Son Alfred, Damian, el comisario Gordon y un desquiciado Joker los que llevan el protagonismo de la historia en la primera parte del tomo, en una desesperada búsqueda de Dick que nos permite descubrir hasta qué punto es leal Damian a la causa de su padre, enfrentándolo a la que es sin duda la gran némesis del Dúo Dinámico en esta colección, el profesor Pyg. Frazer Irving y el colorista Alex Sinclair realizan un trabajo de excepción mimetizándose con el guión de Morrison, dando a la historia la ambientación y la tonalidad perfectas. A destacar en especial el espeluznante aspecto del Joker (su actual diseño es sin duda deudor de lo que vemos en estas páginas) y los diseños oníricos de los escenarios en los que transcurre el arco argumental, con una paleta de colores que nos introduce terroríficamente en la historia, haciendo que el lector dude por momentos de si los acontecimientos que vemos son reales o alucinaciones de los personajes.



El último número, que transcurre temporalmente tras los acontecimientos de El Regreso de Bruce Wayne (algo que sin duda os dará más ganas de leer ese volumen), desvela algunos de los misterios de Hurt, con un Morrison que obliga al lector a estar muy pendiente de los detalles, y a recordar y repasar el material anterior para poder comprender en su totalidad la historia presentada. Dicho de otro modo: ¡Batman y Robin deben morir! no se puede disfrutar al 100% sin haber leído los números previos de Morrison en la colección.



El tomo se complementa con el Batman 700 USA, en el que se ofrecen más detalles del Batman del futuro de Morrison y de la andadura de Dick y Damian como protectores de Gotham. Andy Kubert, Cameron Stewart, Chris Burnham, David Finch, Frank Quitely, Scott Kolins y Tony S. Daniel, dibujantes que han acompañado a Morrison en las distintas cabeceras del Caballero Oscuro, componen el plantel de estrellas que ilustran el espectacular número.


contactarEdición impresa