Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Las Oscuras Manos del Olvido Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Una vez te das cuenta del chiste que es la vida convertirte en comediante es la única opción sensata" El Comediante / Watchmen #2
ID

Las Oscuras Manos del Olvido

Cruda mirada a uno de los rincones oscuros de nuestro país

Un artículo de Bruno Lorenzo - Introducido el 15/05/2014
Las Oscuras Manos del Olvido
Las Oscuras Manos del Olvido Francia - 2014
Guionista: Felipe Hernández Cava
Dibujante:Bartolomé Seguí
Editorial:Norma Editorial - 72 páginas - color Precio:18,00
PUNTUACION
4/5
Los ganadores del Premio Nacional de Cómic en 2009 unidos nuevamente, en una novela gráfica que demuestra que el cómic español está en un momento inmejorable

Hablar de Felipe Hernández Cava y Bartolomé Seguí es hablar de uno de los equipos creativos más reconocidos y consolidados del panorama comiquero español de los últimos años. Todo se remonta a su primera colaboración en Las Serpientes Ciegas (BD Banda, 2008), obra que les sirvió para recibir el Premio Nacional de Cómic en 2009, entre otros galardones. Ya en ese premiado cómic, Cava demostró su interés por plasmar en viñetas experiencias vitales unidas a hechos ocurridos en nuestra sociedad a través de una óptica ideológica muy clara, sin miramientos y sin rendir cuentas a nadie. Aunque en obras posteriores como Hágase el Caos (Norma Editorial, 2011) buscaron nuevas formas de explorar su relación creativa probando con otros géneros y temáticas, sin duda la alargada sombra de Las Serpientes Ciegas y su éxito se ha mantenido, reincidiendo siempre en el tono de género negro que les ha llevado a abordar al fin un guión que llevaba en la mente del guionista español desde hace más de 30 años. Un proyecto que ha tenido una repercusión en los medios de comunicación fuera de lo común por su fondo y sus formas.


En Las Oscuras Manos del Olvido Cava y Seguí siguen la pista a Toinou, un mafioso marsellés que acaba de recuperar su libertad tras cumplir condena. Los fantasmas del pasado, tanto de su vida como criminal como de su historia familiar, acosan día tras día al personaje, llevándole a tratar de cumplir un antiguo acuerdo con el que se siente comprometido a nivel económico (la cantidad le puede asegurar un futuro digno) y moral. Toinou no es capaz ya de disfrutar de los antiguos placeres y de la forma de vida que llevaba: se siente atrapado en un mundo que ha evolucionado, por unos amigos y amigas que le acompañaron en su viaje vital durante una gran parte de su tiempo pero que, ahora, por culpa del tiempo y la decadencia del mundo en el que se movían han terminado forzados al exilio y al retiro.

El protagonista vive acosado por su pasado violento


Se trata de una historia de ocasos, del ocaso de una vida de violencia y crimen, pero también del ocaso de una era de nuestro país: una era, un tiempo, en el que una de las principales preocupaciones de gobiernos y población fue el terrorismo de ETA, ¿Qué consecuencias trae ese final? Cava y Seguí se posicionan ideológicamente desde la primera página: están con aquellos que creen que todo quedará en el olvido, que el poder político ha utilizado y utilizará todas sus armas para salir de la manera más decente (desde el punto de vista de los poderosos) y que menos manos deje manchadas tras un conflicto que no beneficia a ninguna de las partes implicadas. Están, en definitiva, denunciando el arrinconamiento al que dicen están condenadas las víctimas de la banda terrorista a favor de un supuesto bien mayor. Para ello, Cava emplea no solo un mensaje directo, sino una serie de metáforas y referencias a autores clásicos que ilustraban a la perfección el mensaje tanto él como Seguí quieren transmitir con esta novela gráfica.

Bartolomé Seguí en una de las sesiones de firmas con motivo de la publicación de la obra


A lo largo de la obra vamos viendo varios personajes que ejemplifican bien diferentes matices de este mensaje: la familiar de una de las víctimas, el guardaespaldas de otra, el guardia civil traumatizado y obsesionado con el recuerdo y la reivindicación de los olvidados; los mismos terroristas, el propio Itzala, el objetivo final de un comprometido Toinou… Todo enmarcado por un subtexto en el que se exploran las conspiraciones y lo que rodea al fin de ETA. Incluso los lugares en los que viven estos personajes, ciudades que todos conocemos tanto en la realidad como en otras obras de ficción, está increíblemente bien retratados por Seguí. Una ambientación magnífica que el dibujante ha logrado apoyándose en las nuevas tecnologías y en la información que ha ido recopilando en su siempre exhaustivo trabajo, tratando de comprender igual que los lectores el complejo puzle establecido por su compañero creativo.

La increíble expresividad de los dibujos de Seguí dota al cómic de una profundidad inusitada


Hay que admitirlo: escribir sobre una obra como esta es complicado. No está basada en un relato fantástico como Beowulf ni, seamos sinceros, ha pasado tanto tiempo en nuestra sociedad como para que todo el mundo se sienta seguro tratando un tema como el del terrorismo de ETA. Se trata del caso contrario por tanto al de Los Surcos del Azar: vivimos un periodo en el que al fin parece que se acepta el hecho de que es necesario tratar y narrar determinados hechos de nuestra Guerra Civil que nunca debemos olvidar ni pasar por alto, pero parece que nos cuesta algo más hablar de situaciones más recientes de las que aún se está librando una batalla por la hegemonía de una determinada versión de los hechos. Las Oscuras Manos del Olvido supone el primer paso para la normalización de esta temática, un atrevimiento que sabemos no ha convencido a todos, pero que es necesario para remarcar la condición de que ningún tema debe ser nunca tabú para las artes y para la narración secuencial, el cómic, en particular. Sirve para remarcar a su vez la necesidad de que debemos hablar de estos temas, debemos discutir y debatir estas situaciones y lo que ocurre a nuestro alrededor para seguir formando nuestro espíritu crítico. Desde aquí nos gustaría recalcar que, evidentemente, cada uno como lector tendrá su propia visión sobre esta problemática, pero no debería ser impedimento para poder como mínimo acercarse a ella.

Una historia que se adentra en un periodo oscuro y violento de nuestra historia reciente


Y decimos acercarse porque somos conscientes también que el relato planteado por Cava y Seguí no es apto para todos los públicos: es una narración tan fría como su protagonista, dura, violenta y, sobre todo, plagada de detalles y referencias culturales e ideológicas que probablemente no todo tipo de lectores están dispuestos a tratar de descubrir y, al menos, intentar comprender. La densidad del texto que escribe Cava es algo apreciable desde el comienzo. La voz interior de Toinou nos sitúa con gran detalle tanto en el contexto personal como social en el que se mueve el protagonista, con tanto detalle en ocasiones que al lector le puede costar conectar lo que está viendo con lo que refleja el texto, retorciendo las palabras y sus dispares significados. Por suerte Seguí utiliza una narrativa visual y unas figuras sencillas en su trazo cuando los cuadros de texto son de tal complejidad, favoreciendo el ritmo de la historia. El estilo del dibujante se reafirma en este álbum, en el que el artista es capaz de transmitir no solo lo que ocurre a los personajes, sino también las sensaciones y emociones que se pueden palpar en cada secuencia. Esas pausas dramáticas, esa soledad que inunda al protagonista y que se extiende, además, a todos los sórdidos lugares que visita en su investigación.

Las Oscuras Manos del Olvido está disponible desde el pasado abril en una edición espectacular de la mano de Norma Editorial, siguiendo el modelo original de la editorial francesa de Dargoud. La portada representa a uno de los médicos que trataban a pacientes enfermos de la peste negra en la Edad Media, sosteniendo la pistola modelo tokarev que porta Toinou durante todo el álbum, su arma representativa y otra de sus conexiones con el pasado. El simbolismo de esta cubierta nos avanza lo que vamos a encontrar en su interior: una historia única, especial, anclada en nuestra realidad inmediata y que además es, en su esencia, un cómic más que recomendable que se une a la larga lista de éxitos del cómic español de un tiempo a esta parte. Y que no pare la racha.


Microsite de Las Oscuras Manos del Olvido
Previa de Las Oscuras Manos del Olvido en ISSUU
Cava y Seguí presentan Las Oscuras Manos del Olvido

contactarEdición impresa