Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Marvel Gold: El Poderoso Thor - ¡Si Asgard pereciera...! Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"'Te odio'. 'Bien. El odio es mejor que el amor. Los amantes pueden traicionarte, pero los enemigos nunca te abandonan'. " Linda Danvers a Buzz / Supergirl #1
ID

Marvel Gold: El Poderoso Thor - ¡Si Asgard pereciera...!

Titánicos enemigos y viajes temporales en estas geniales aventuras del poderoso Thor

Un artículo de Antonio Cañestro Lanzadera - Introducido el 02/01/2015
Marvel Gold: El Poderoso Thor - ¡Si Asgard pereciera...!
Marvel Gold: El Poderoso Thor - ¡Si Asgard pereciera...! USA - 2011
Guionista:Len Wein
Dibujante:John Buscema
Editorial:Panini Cómics - 224 páginas - color Precio:19,95€
PUNTUACION
3,5/5
Etiquetas: len wein / Marvel /

Artículos relacionados

· Chris Samnee nos da su versión de la nueva Thor

· Y Thor se hizo mujer

· SDCC '14 - Hulk y Thor completan el póster de Los Vengadores 2

A pesar de que el asgardiano personaje de Marvel alcanzó sus más altas cotas de calidad bajo la tutela de Walter Simonson, éste no fue el único gran artista que pasó por la colección del hijo de Odín durante la década de los 70. Tras la salida de la cabecera de uno de sus creadores, Jack Kirby, el mítico John Buscema pasó a dibujar las ideas que surgían de la mente de Stan Lee. Pero durante esta estancia también compartiría historias con otro guionista. Más concretamente, con Len Wein, un autor que ya había creado la Cosa del Pantano, Lobezno y la formación de los X-Men que haría famoso a Chris Claremont.

La unión de Len Wein y John Buscema tuvo como fruto una etapa que si bien no es recordada como un clásico del noveno arte, sí que es bastante reputada dentro de la historia del personaje. Ahora, Panini recoge en este tomo el arranque de las aventuras de Thor por tan exitoso tándem.

Len Wein y John Buscema nos ofrecen una etapa de Thor repleta de esencia marveliana


En la primera trama que creó Len en la cabecera del poderoso dios del trueno, nos encontramos con un Thor que residente en Midgard (también conocida como la Tierra) junto a su amada Jane Foster, pues Odín lo ha desterrado de Asgard al conocer que su hijo sigue manteniendo su relación con la mortal. Es en este momento en el que arranca la aventura, pues tras la llegada de sus inseparables Tres Guerreros para acompañarlo en su exilio, el villano Zarrko acude buscando su ayuda para evitar el fin del universo.

A esta historia le sigue otra también ubicada en la Tierra, la cual llevará a Thor y a Jane Foster hasta la ficticia Costa Verde para solucionar un conflicto civil en el que se encuentra involucrado el Señor del Fuego, antiguo heraldo de Galactus con el que ya se había visto las caras con Thor.

Viajes en el tiempo, belicosas razas alienígenas, paradojas temporales... Extrañas elecciones para el universo asgardiano que Wein consigue encajar perfectamente en la mitología del personaje


Tras esta historia, el dios del trueno deberá romper la orden expresada por su padre para regresar a Asgard y enfrentarse al mismo, quien ha implantado un reinado completamente tiránico.

En estas tres tramas nos encontramos con un Len Wein que guioniza historias donde brilla más su capacidad para crear ingeniosos desarrollos que inteligentes planteamientos. Así, la clave del éxito de su etapa reside en la unión de titánicos villanos dignos la mitología nórdica con otros elementos pertenecientes a la ciencia ficción, como los viajes a través del tiempo y el espacio, las paradojas temporales o la inclusión de arcanas razas alienígenas. Todos estos elementos hacen que, a pesar de la simplicidad de sus historias, las cuales pueden llegar a presentar vacíos argumentales, el lector se vea sumergido en unas aventuras cargadas de una acción trepidante, emoción y, sobre todo, un innegable encanto causado por la nostalgia.

A esta mezcla formada por la nostalgia y la intensidad de las aventuras contribuye enormemente la verborrea y pomposidad que prodiga el autor al más puro estilo Stan Lee. Pero si bien este tipo de narración nunca sienta igual de bien a todos los personajes, con Thor no podría resultar más acertado, pues Wein consigue sumergir de lleno al lector en la mitología del personaje gracias a ese lenguaje típico shakespiriano.

Pero si Wein resulta un guionista más que solvente para narrar las historias del héroe, quien se luce realmente, convirtiéndose protagonista del tándem creativo, es John Buscema. Sus dibujos se encuentran plagados de detalles a la par que destilan un dinamismo y una fuerza que encajan a la perfección con el poderoso personaje. En la mayor parte del tomo, Joe Sinnot se encarga de acompañarlo realizando un trabajo como entintador que ayuda a definir los trazos de Buscema. No igual ocurre con la llegada de Tony Dezuñiga, quien a pesar de imprimir un mayor encanto en algunas viñetas, realiza una labor de entintado que hace que el trabajo de Buscema tenga un resultado más tosco.

Completando esta edición, nos encontramos con una historia tan olvidable como prescindible en el tomo, pues ni se encuentra a cargo de Wein o Buscema y no aporta nada a la historia central del cómic.

A modo de síntesis, decir que nos encontramos con un cómic de Thor que, sin llegar a ser una obra notable, es muy disfrutable debido a los trepidantes guiones de Len Wen y el sobresaliente trabajo de John Buscema en el apartado gráfico. Un volumen más que recomendable para los seguidores de Thor y los lectores más nostálgicos.


contactarEdición impresa