Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Némesis Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Hal era el hombre sin miedo / ¿Y qué es Batman, si no lo tienes? Sólo un hombre." John Stewart a Batman / Green Lanter Renacimiento
ID

Némesis

La última provocación de Mark Millar

Un artículo de Juan José Palacios Hoyos - Introducido el 06/09/2011
Némesis
Némesis EEUU - 2011
Guionista:Mark Millar
Dibujante:Steve McNiven
Editorial:Panini - 120 páginas - color Precio:14,95
PUNTUACION
3/5
Etiquetas: Millar / Marvel /
Un hombre que alberga tanta maldad como pericia criminal va a poner en jaque al policía más prestigioso del planeta. Preparaos para una descarga de acción.

A Mark Millar siempre le ha gustado provocar. Ya lo demostró con creces en su primera gran obra comercial, The Authoriy, en donde no le tembló el pulso para sacarse de la manga un supervillano basado en el legendario Jack Kirby.
Aunque en el resto de sus series ha seguido haciendo gala de su cinismo escocés, es en las de creación propia como Kick-Ass o Némesis en donde expone su mala leche con mayor libertad, amparado por el sello de Para Lectores Adultos, presente incluso en el sello Icon de Marvel.

Los cuatro episodios de Némesis nos cuentan cómo el supervillano vestido de blanco que da nombre a la serie se dedica a hacerle la vida imposible a los policías más destacados del planeta. Va ocupándose uno por uno de ellos, cometiendo crímenes crueles y multitudinarios. Más que un supervillano al uso es un superterrorista cuyo último capricho criminal apunta a Washington.

La primacía de la acción le permite a Steve McNiven lucirse tanto como en Civil War o El Viejo Logan. Se palpa la buena química que tiene con el guionista, fruto de sus colaboraciones pasadas y quizá también por intereses temáticos compartidos.

Ciertamente, aunque el entretenimiento es constante, al estilo de una vertiginosa película de acción, Millar realiza algunos movimientos que resultan excesivos de puro retorcidos. Responde más a la mera provocación que a las necesidades de la historia. Sin duda algo más de sutileza nos hubiese dejado un producto más digno, en lugar de un relato aderezado con sal gorda para ser consumido con el cerebro en piloto automático.


contactarEdición impresa