Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Superman #2: Las Pruebas del Superhijo Comic Digital

critica

Saga: Capítulo Nueve

Llegamos al ecuador de la imprescindible serie de Vaughan y Staples

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Sabías que el oxigeno fue descubierto en 1847? Me pregunto que respiraba la gente hasta entonces." Groucho / Dylan Dog #10
ID

Superman #2: Las Pruebas del Superhijo

Padre e hijo contra todas las amenazas imaginables

Un artículo de Mario de Olivera - Introducido el 02/07/2019
Superman #2: Las Pruebas del Superhijo
Superman #2: Las Pruebas del Superhijo USA - 2019
Guionista:Patrick Gleason, Peter Tomasi
Dibujante:Alejandro Sánchez, Doug Mahnke, Jorge Jiménez, Patrick Gleason
Editorial:ECC Ediciones - 168 páginas - color Precio:17,95€
PUNTUACION
3,5/5

Artículos relacionados

· Superman contra Depredador

· Batman - Superman #400

· Superman #1: El Hijo de Superman

El primer volumen de la serie era ya toda una declaración de intenciones, en la que Peter Tomasi y Patrick Gleason dejaban claro que “su” Superman iba a tener las acostumbradas dosis de acción y aventuras que siempre han acompañado al personaje pero, en este caso, iba a añadir a la mezcla un nuevo componente que haría a la serie distinta a las demás e irresistible para los lectores. Este nuevo ingrediente, ingeniosamente añadido a la mezcla, era el concepto de familia, que si bien viene apareciendo en los cómics de Superman desde el comienzo, nunca antes habíamos visto desde esta perspectiva. Hasta la fecha, los padres de Clark eran los que le daban los consejos durante sus visitas a la granja Kent, devolviendo al fornido periodista a sus años de niñez y dándole la perspectiva humana y sencilla que a veces le faltaba pero, ahora, es Superman quien debe dar los sabios consejos a su hijo Jon, acompañado de su esposa Lois, quien alterna su trabajo como escritora y periodista con la vida en la granja. A los que esto les esté confundiendo un poco, deben correr a su librería más cercana y hacerse con el volumen 1 de la serie, en la que se explica con detalle como perdimos un Superman antes del fin de los Nuevos 52 para recuperar a otro, con mayores posibilidades para que los nuevos encargados nos cuenten un puñado de buenas historias.


Como suelen hacer los guionistas cada pocas entregas, el tomo se abre con una historia sencilla sobre la vida en Hamilton, demostrando que este nuevo escenario de las aventuras del Hombre de Acero es tan entretenido o más que una de las típicas batallas espaciales que suelen aparecer en la serie. Si alguien quiere saber cómo se consigue que una feria de pueblo, un intento de robo y un concurso de ganado se conecten tan bien con Superman y consigan 22 páginas de verdadero entretenimiento, debe leer el número en cuestión, en el que destaca además el magnífico arte de Jorge Jiménez, porque me veo incapaz de explicarlo en pocas palabras.


A continuación, como si quisieran demostrar que todo tiene cabida en estas páginas, padre e hijo viajarán a una recóndita isla repleta de dinosaurios, que guarda además una sorpresa muy especial para los fans del Universo DC, que aquí no desvelaremos, pero que tiene relación con el siempre genial Darwyn Cooke. Estas dos entregas se verán continuadas por una saga en la que Damian tomará protagonismo, para unirle a Jon y, de forma inevitable, con Batman y Superman, que no ven aún muy claro que sus hijos tengan la madurez suficiente para emprender su carrera como superhéroes. De nuevo, funciona muy bien la química entre Damian y Jon, al mismo tiempo que la de Bruce y Clark, con diálogos muy bien construidos y situaciones muy divertidas.


contactarEdición impresa