Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Décadas: Marvel en los años 80 Comic Digital

critica

¡Invasión!

Los héroes de la Tierra, unidos frente a los Dominadores

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"'Estaré fuera volándome los sesos, General Furia'. 'Procure no salpicar'." (Carol Danvers y Nick Furia / Special Ultimates & Ul. X-Men #4)
ID

Décadas: Marvel en los años 80

Una mirada a una época de genialidad creativa y muchos cambios de uniforme

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 08/09/2019
Décadas: Marvel en los años 80
Décadas: Marvel en los años 80 USA - 2019
Guionista:John Byrne, Tom DeFalco, Chris Claremont y otros
Dibujante:Paul Smith, Al Milgrom, Walter Simonson y otros
Editorial:Panini Cómics - 240 páginas - color Precio:24,00€
PUNTUACION
3,5/5

Artículos relacionados

· 100% Marvel - El Espectacular Spiderman: El Niño que Llevas Dentro

· Marvel Héros #53 - Secret Wars II: ¿Quién es el Todopoderoso?

· Marvel Héroes #95 - El Asombroso Spiderman: El Superhéroe Cósmico No Mutante

Los ochenta fueron años de riqueza creativa, creaciones imposibles y redefinición cultural. Podemos también dejar claro que el mundo de la moda no pasó exactamente por sus mejores momentos en aquella época, pero eso es material para otro artículo. Como no podía ser de otra manera, el cómic no fue ajeno a este huracán inventivo y fueron muchas las obras que aparecerían para cuestionar las reglas establecidas y hacer añicos la creencia popular de que los tebeos eran sólo para niños. Camelot 3000, Daredevil: Born Again, Watchmen, Crisis en Tierras Infinitas, Batman: Año Uno, La Cosa del Pantano, Miracleman, Sandman, Akira, Secret Wars, V de Vendetta o Calvin & Hobbes son sólo algunos ejemplos de los títulos que nacieron durante aquella década y que cambiaron por completo la concepción del arte secuencial para toda una generación de lectores.


Sin embargo, esa necesidad de experimentar y cambiar el status quo de aquel entonces no se concentró exclusivamente en esos títulos imprescindibles de la historia del cómic sino que llevó a la amplia mayoría de escritores y dibujantes de la época a encontrar maneras de retorcer las reglas vigentes para encontrar nuevos caminos narrativos y pautas viñetiles.

Marvel, por supuesto, no escapó a esa ola de innovación y cambio. Una nueva hornada de artistas que se había criado leyendo a los clásicos superheroicos había llegado para remodelar los cómics en base a los nuevos intereses e inquietudes de los lectores, y eso pasaba por demoler la casa por completo y construir algo nuevo en su lugar. De esta manera, los llamados personajes intocables de la Casa de las Ideas iban a entrar en una etapa de cambios de uniforme, principios y, en algunos casos, identidad.


Como suele ocurrir en este mundillo, muchos de esos cambios no fueron rápidamente abrazados por el fandom que, a falta de redes sociales y medios informáticos para expulsar su bilis rabiosa, inundó la editorial con misivas en contra de aquellos “impostores” que usurpaban su intocable castillo. Sin embargo, muchos de esos cambios llevaron a historias únicas y espectaculares que han dejado sentir sus efectos hasta la actualidad.

Este volumen recoge una impactante selección de historias que hará las delicias de todos aquellos aficionados que las disfrutaron en el momento de su aparición y de todos aquellos que quieren una dosis de nostalgia de calidad que les ayude a conocer más a fondo a sus personajes preferidos.


La primera aparición de James Rhodes embutido en la armadura de Iron Man debido al alcoholismo galopante de Tony Stark, la nueva armadura del Thor de Walter Simonson, esa sensacional cresta y look punk salvaje de Tormenta, la llegada de Hulka a las filas de los 4 Fantásticos de mano de un John Byrne que era pura adrenalina creativa o la boda de Peter Parker y Mary Jane Watson en una época en que los anuales significaban historias de gran importancia para los aficionados.

Sin embargo, dos de las mejores aportaciones del volumen son, sin duda alguna, The Amazing Spiderman #252, curiosamente titulada Homecoming, que continuaba ese primer megaevento editorial llamado Secret Wars y que presentaba el nuevo traje negro de nuestro protagonista. Una historia que sentaba las bases de esa misteriosa indumentaria conseguida por el trepamuros en un lejano planeta y que, como se desvelaría en futuras entregas, no era otra cosa que un amenazante simbionte que terminaría convirtiéndose en Veneno.


También merece una mención Captain America #333, entrega en la que Steve Rogers había rechazado continuar su papel como Centinela de la Libertad debido a su incapacidad de seguir las órdenes de un gobierno corrupto y entregado a intereses propios. Una historia de una relevancia aterradora en la época que nos ha tocado vivir y que entregaría a John Walker, también conocido como el impulsivo y salvaje vigilante Superpatriota, el escudo del Capi para convertirse en una versión deformada y horrible de Rogers debido a su falta de escrúpulos, prejuicios sociales y raciales y atroces ideas políticas.

El único punto negativo es que todas las historias harán que el lector desee conocer lo que sucede a partir de ese punto. ¿La solución? Corred a vuestra librería más cercana y haceos con todos esos pedazos de historia marveliana pura. No os arrepentiréis.


contactarEdición impresa