Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Regreso al País de las Maravillas Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Cuando llegue a las puertas del cielo... ¿Dios me plantará cara o se apartará y me dejará sentarme?" Nick Furia / Ultimate Extinction #2
ID

Regreso al País de las Maravillas

Carroll revisitado (o cómo llenar de sangre y curvas un clásico juvenil)

Un artículo de Elisa G. McCausland - Introducido el 19/01/2010
Regreso al País de las Maravillas
Regreso al País de las Maravillas EEUU - 2009
Guionista:Raven Gregory
Dibujante:Daniel Leister
Editorial:Norma Editorial - 184 páginas - color Precio:17,50
PUNTUACION
3,5/5
Etiquetas: Alicia / Carroll / Erótico / Aventuras /
Esta nueva entrega de Fairy Tales, más que un terrorífico giro argumental, nos trae un sucedáneo inspirado en el clásico de Lewis Carroll. Regreso al País de las Maravillas es una mini serie ambientada en un presente donde los jóvenes hormonados comparten sus motivaciones con el resto de la comunidad virtual en sus bitácoras. En este contexto conocemos a una Alicia Liddell con arrebatos suicidas, aversión a los espejos y madre de dos hijos –la voluptuosa Carroll Ann y el siniestro John-.

Hace más de un siglo Lewis Carroll escribió para tres niñas un cuento sobre lo que significa crecer. Disney lo edulcoró para hacérselo más digerible a las masas. En vísperas de la nueva versión cinematográfica de Tim Burton, Raven Gregory se ha sacado de la chistera a una Liddell hipersexualizada de nombre Carroll Ann -porque en los tiempos de crisis un buen tanga y mucha sangre entretienen y distraen de la realidad al otro lado del espejo-. La hija de Alicia Liddell hereda en esta versión el mundo de pesadilla de su madre, algo así como una enfermedad en estado de latencia que amenaza con llevarse a toda la familia por delante. El País de las Maravillas es el reverso tenebroso de nuestros días, la fuente de todo mal. Porque en este relato pretendidamente teen la ficción no inspira, tan solo asusta y amenaza con salpicar la realidad de perversión y caos.

Y es que, en el siglo XXI, el espejo carroliano es Internet, el mismo que nos devuelve imágenes reales para ser consumidas como si fueran simulacros, y viceversa. La imagen parece sustituir a la palabra, a pesar de que parte de esta historia se cuente por boca de sus protagonistas siguiendo el formato blog. La virtualidad alimenta así los recursos narrativos de este cómic. La imagen hiperbólica, por su parte, la conforman los exagerados diseños de personajes -un Gato de Cheshire tamaño king size o un Sombrerero Loco sensible a las carnes adolescentes-, además de los arrebatos homicidas injustificados y la locura como coartada argumental. Una Reina Roja de maravillosa anatomía, a la altura de los cárnicos diseños de ambas Liddell (madre e hija), sobresale entre tanto reciclaje, al igual que las portadas firmadas por Billy Tucci, todo un descubrimiento. En definitiva, un cuento de terror mainstream, curioso en los detalles e indispensable para fanáticos de las niñas perdidas que persiguen conejos blancos a la hora del té.


contactarEdición impresa