Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Viñetas desde o Atlántico 2012: El Otro Salón Comic Digital

critica

Sweet Tooth: El Regreso

Cuando volver a una historia ya finalizada merece la pena

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Qué sentirás cuando les metas un balazo a esos hombres Nick? / El retroceso." Gabe Jones / Nick Furia, Guerreros Secretos N#4
ID

Viñetas desde o Atlántico 2012: El Otro Salón

Evento gallego de referencia

Un artículo de Bruno Lorenzo - Introducido el 21/08/2012

Como ya os comentamos, entre el día 6 y el 12 de este mes se celebró en la ciudad de A Coruña el certamen Viñetas desde o Atlántico, una de las citas del cómic más importantes de nuestro país, que se afianza año tras año (y ya van 15), como ese "otro salón" que profesionales y aficionados demandaban hace unos meses, después de la decepción que supuso para muchos de ellos la última edición del Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Personalmente, servidor tuvo el privilegio de acudir y disfrutar de ambos, y aunque está claro que cada uno tiene un encanto especial (y ya no entramos a valorar otros jornadas de este estilo), hay que admitir que a la hora de aglutinar todo tipo de géneros, presentando al aficionado una muestra representativa de prácticamente todos los estilos de moda en el mundo del cómic, A Coruña gana de calle.



Y es que es difícil juntar en la misma ciudad a autores tan importantes en el panorama español como José Domingo (actual Premio Nacional), con estrellas ya consagradas del cómic patrio y europeo como Bartolomé Seguí, Homs o Rubén Pellejero, y ligarlo a su vez con dos de los más grandes artistas del comic-book norteamericano, como son R.M. Guéra y Frank Quitely. El más difícil todavía es que en medio de todo esto tengamos una exposición dedicada al manga más famoso de todos los tiempos, Dragon Ball, comisariada por el hombre que trajo a Goku y compañía a nuestro país. En definitiva: Todo un reto logístico, un esfuerzo monumental por parte de la organización (y más en estos tiempos de crisis), por contentar con tanto mimo, dejando a un lado los gustos personales de los propios organizadores, a todos los aficionados que se pasan a lo largo de la semana por una ciudad que cada año está más volcada con el cómic, dedicando sus más interesantes y conocidos emplazamientos a albergar muestras del arte, del trabajo, de todos estos autores. La ciudad se funde con Viñetas, y eso, como siempre, se nota y mucho.

Ampliando la experiencia


Sin duda, la gran novedad de este año fueron las masterclass, las clases magistrales, que los autores invitados dedicaron a profesionales acreditados. Fue una delicia ver como día tras día artistas de la tierra se encontraban y compartían experiencias y consejos con auténticos titanes del cómic. Esto, unido a las conferencias públicas que ofrecían, permite que todos los segmentos del cómic gallego se nutran de Viñetas, algo que estoy seguro será muy positivo en los próximos años. Las jóvenes promesas están pegando muy fuerte, y cosas como estas ayudan mucho a potenciarlos, en un momento en el que cada vez se requiere una mayor imaginación para promocionarse y llegar a la primera línea de atención, teniendo en cuenta el poco peso que tiene nuestra industria para muchos organismos públicos.



Además de las exposiciones, que os recomiendo encarecidamente ir a visitar si tenéis la oportunidad (especial atención a la de Quitely y dedicada a Batman. Todas estarán abiertas al público hasta mediados de septiembre), lo mejor, como os comentaba, fueron sin duda las charlas. Celebradas en el eterno Kiosko Alfonso, exactamente en la sala habilitada para ello de su último piso, los invitados repasaron su trayectoria personal, además de comentar diversas curiosidades sobre sus obras. Por ejemplo, Frank Quitely admitió que su gran reto ahora será publicar historias completas escritas por él mismo, mientras Guéra expresó su satisfacción por terminar una serie de éxito total (crítica y público) como Scalped (además de recordar su paso por la industria francesa). Los autores españoles tampoco se quedaron atrás, con José Domingo dando a conocer más detalles de la esperada segunda edición de su espectacular Aventuras de un oficinista japonés, así como de la realización del propio álbum; Seguí repasando su larga trayectoria, desde los tiempos de El Víbora; Homs comentado (dentro de lo posible), detalles de su nuevo trabajo, la adaptación de la prestigiosa saga literaria Millenium, de Stieg Larsson, y Rubén Pellejero profundizando en los originales de Un verano insolente y En carne viva, que podíamos disfrutar en su exposición.



Todo esto, unido a las diferentes actividades que se realizaban diariamente en la "Rúa da BD" (con un montón de stands de tiendas y editoriales, aunque se echaba en falta mayor variedad en cuanto a cómic más antiguo) y en otros puntos de interés como la FNAC, dio como resultado una agenda realmente agotadora, pero muy satisfactoria para cualquier aficionado, que podía disfrutar del cómic, 24 horas al día, en prácticamente cualquier lugar, siempre rodeado de otras personas igualmente entusiasmadas por este bonito mundo. Gente de todos los puntos de la península, amigos y amigas con los que da gusto encontrarse y saludar en cada edición, que se dieron cita para una de las ediciones más multitudinarias (algo que se notó sobre todo en las sesiones de firmas del viernes y sábado), y mejor preparadas de Viñetas, que cada año mejora, pule sus errores, y se convierte, realmente, en ese salón del cómic que todo aquel que vive el mundo del arte secuencial merece disfrutar alguna vez en su vida.

Muchas gracias a todos. Nos vemos el año que viene!!

Diario oficial de Viñetas desde o Atlántico 2012
http://www.vinetasdesdeoatlantico.com/index.php\?s=12\&cat=s

contactarEdición impresa