Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Cable #4 Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"'Tabby, Europa no es un país' 'Si no es un país, ¿por qué tiene una bandera, eh? ¿Por qué?'" Elsa Bloodstone y Tabitha Smith / Nextwave
ID

Cable #4

Cable y Hope contra Bishop. Cuarto asalto.

Un artículo de Juan José Palacios Hoyos - Introducido el 18/08/2010
Cable #4
Cable #4 EEUU - 2010
Guionista:Duane Swiercynski
Dibujante:Gabriel Guzmán y Paul Gulacy
Editorial:Panini - 120 páginas - color Precio:9,50
PUNTUACION
2,5/5
Cable debe rescatar una vez más a su protegida. La joven pelirroja sabe que su padre adoptivo vendrá a por ella, pero hasta entonces deberá sobrevivir por sí misma.

El cuarto tomo de la serie protagonizada por el hijo de Cíclope sigue inmerso en la misma dinámica de los volúmenes anteriores, la huída hacia adelante de Cable y Hope, perseguidos por el traidor Bishop.

En la anterior entrega, Cable y Hope quedaron separados tras su última contienda con sus perseguidor. El mayor miedo del viajero temporal se materializaba al verse separado de su hija adoptiva, una niña muy especial nacida en el presente del Universo Marvel.
En la saga Complejo de Mesías vimos como nació esta pequeña tan especial, cuyo destino pasa por salvar a la especie mutante de la extinción o por destruir a la humanidad. Cíclope mantiene su fe depositada en la primera opción, por eso le encomendó a su hijo que cuidase de la pequeña hasta que creciese y fuese capaz de tomar el timón de su vida.
Tras varias escaramuzas en cada salto temporal, la pareja de mutantes se encuentra separada, y la historia centra su ojo en la primera vez que Hope vive su vida e interacciona con otras personas sin contar con la constante vigilancia de su padre adoptivo.

Tal y como hemos visto en los capítulos anteriores, los enemigos a los que se enfrentan los personajes suelen ser milicias de nueva creación, y no es una excepción en esta ocasión. Pero los soldados de los que se esconde Hope no son los únicos rivales, una amenaza mucho más peligrosa y despiadada surge del paisaje espacial en donde se sitúa la acción. Se trata de la raza alienígena de El Nido, unos villanos clásicos de los mutantes creados por un Chris Claremont inspirado por la cinematográfica Alien.

En medio del desaguisado con los eslizoides, Hope descubre sentimientos propios de una adolescente en pleno florecimiento, va deshojando la margarita del amor mientras corre por su vida y sigue aprendiendo a defenderse.

En la línea de los tomos anteriores, Duane Swiercynski (con la ayuda de unos adecuados Gabriel Guzmán y Paul Gulacy) sigue construyendo la personalidad de Hope, preparándola para su gran papel en X-Men: Advenimiento, el crossover en donde esperamos que cumpla su papel de mesías salvadora.

contactarEdición impresa