Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Flinch # 1: El terror se renueva Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"El cielo de un guerrero lo dan los actos, no las creencias. Las estrellas no nos piden nuestra fe antes de sonreírnos." Thor, Thor #16
ID

Flinch # 1: El terror se renueva

No apagues la luz

Un artículo de Rodrigo Arizaga Iturralde - Introducido el 25/03/2013
Flinch # 1: El terror se renueva
Flinch # 1: El terror se renueva EE.UU - 1999
Guionista:Varios
Dibujante:Varios
Editorial:ECC Ediciones - 144 páginas - color Precio:13,95
PUNTUACION
3/5
Fantasías letales, retorcidas historias de venganza, terrores intemporales, amores de ultratumba, criaturas de la noche.… son algunos de los ingredientes de esta antología de relatos a cargo de algunos de los mejores nombres del medio.

Siguiendo la larga tradición de las antologías del comic de terror y aprovechando la temática fantástica y el enfoque adulto del sello Vertigo, a finales de los 90 DC editó una cabecera llamada Flinch. Pese a su corta vida –apenas 16 números- y escasa repercusión, no es menos cierto que regaló al aficionado una notable colección de relatos obra de pesos pesados de la industria. Algunos con larga experiencia en el género mientras otros hacían aquí su primera y nada despreciable incursión.

La reedición por parte de ECC de esta antología en tres tomos –previamente había sido editada parcialmente por Norma y Recerca con distintos formatos- supone una gran oportunidad para disfrutar de forma íntegra de una historias que, más allá de su pertenecía al género de terror, no podrían ser mas distintas unas de otras tanto en formas como en tono.



La alineación autoral de esta primera entrega incluye a parejas creativas emblemáticas (Bruce Jones y Richard Corben, Brian Azzarello y Eduardo Risso), artistas mainstream (Jim Lee, Frank Quitely, Paul Gulacy), nombres del comic independiente (Marc Hempel, Ho Che Anderson), gente afín al género (Kelley Jones, Joe R. Lansdale) y dibujantes de grafismo difícilmente clasificable (Bill Sienkiewicz, Kent Williams).



En cuanto a las historias, las hay de todos los gustos y colores: desde el clásico relato de fantasmas –destaca el ambientado en el oeste, donde Gulacy experimenta con las texturas del blanco y negro- a historias de retorcidas obsesiones sexuales -una historia de amor llena de sensibilidad y necrofilia- pasando por parodias como la visión satánica de la historia del Titanic a cargo de Garth Ennis o una guerra de precios por la venta de almas en el infierno.



También historias cercanas al cine negro y su traicionera moralidad –obra de Azzarello, por supuesto-, a la comedia romántica –la historia de una zombi putrefacta y su asesino esposo- e incluso a la denuncia ecologista –el ejecutivo que empieza a sentir la contaminación de su empresa en sus propias carnes-. Aunque a título personal destacaría Terrores nocturnos, historia que plasma perfectamente el miedo a las pesadillas infantiles redondeada por un escalofriante final.


contactarEdición impresa