Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Ultimate Marvel #10 - #11 Comic Digital

critica

Green Arrow #1

El Amanecer de DC trae de vuelta al Arquero Esmeralda

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Entender siempre es peor. No entender significa nunca llevar la carga de la responsabilidad. Entender es sufrir." Thor vol. 4 #7
ID

Ultimate Marvel #10 - #11

Divididos, Caemos

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 31/05/2013
Ultimate Marvel #10 - #11
Ultimate Marvel #10 - #11 USA - 2012
Guionista:Sam Humphries, Brian Michael Bendis y Brian Wood
Dibujante:Billy Tan, David Marquez y Paco Medina
Editorial:Panini Cómics - 72 páginas - color Precio:5,00/ud.
PUNTUACION
3,5/5
Marvel estaba bastante contenta con su renovado universo Marvel pero, como suele suceder con todos los productos de la Casa de las Ideas, aún tenían un desmesurado interés por conseguir que sus fieles lectores se hicieran con la totalidad de títulos de la iniciativa y la solución a la que llegaron sería una de esas tan originales como los cliffhangers de Brian K. Vaughan o los conceptos de Mark Millar: un crossover para reunirlas a todas… las colecciones, por supuesto

La verdad es que los hechos presentados en Los Ultimates y la creciente animadversión hacia los mutantes creada por los hecho de Ultimatum y explorada en los X-Men de la línea, habían preparado perfectamente a esta “definitiva” realidad marveliana para lo que estaba por llegar. De esta manera, Sam Humphries se gradua a único guionista del equipo más poderoso de héroes mientras Nick Spencer da paso al igualmente interesante Brian Wood, conocido por las imprescindibles DMZ, Northlander, las dos entregas de DEMO o DV8: Dioses y Monstruos. La única colección que mantenía su equipo creativo es Spider-Man que, además, se asegura de pasar tangencialmente por el cruce para evitar asustar a los lectores sin dejar de darles la oportunidad de unirse a los eventos presentados en los demás títulos.

¡¡¡Capitán América, eres un imbécil!!!




Las aventuras de Miles Morales como el nuevo Hombre Araña de esta realidad siguen siendo, sin discusión posible, la joya de esta colección. Los magníficos guiones y las perfectas caracterizaciones de sus principales personajes de Brian Michael Bendis convierten cada número en una imprescindible lectura y consiguen algo inaudito en la mayoría de cómics de superhéroes actuales: las interacciones entre personajes y los periodos sin enfrentamientos entre héroes y villanos se erigen como algo único y vital que entrega al lector momentos insuperables de sus protagonistas.

De hecho, si hay una página necesaria y sobresaliente en este número es la protagonizada por la grandiosa Gwen Stacy “ultimatizada” y su cara a cara con el Capitán América. El cariño y respeto con el que Bendis trata a la joven desaparecida en el Marvel tradicional, la entereza y peso que otorga a la tía May o la necesidad de Miles Morales de rendir tributo al recuerdo de Peter Parker confirman esta serie como la opción perfecta para aquellos que buscan leer lo mejor del héroe arácnido. Además, los brillantes dibujos de David Márquez ofrecen página tras página de puro divertimento superheroico en esta historia de legados, lanzarredes y graduaciones sobrehumanas.


Los mutantes se sumergen en la América del odio




Los sucesos acontecidos en los anteriores números han llevado a unos Estados Unidos rotos y convertidos en diferentes territorios con sus propias leyes y gobiernos. El ataque a Washington y la histeria antimutante han convertido a los portadores del gen X en proscritos perseguidos que deben luchar por sus vidas. Sin embargo, los mutantes han comenzado a plantar cara a la situación y el grupo dirigido por Kitty Pride ha decidido pasar a la acción y encontrar un santuario para que los homo superiores puedan vivir en paz.

Ahora, sumergida en la América profunda del odio y la venganza, Pride deberá enfrentarse a las milicias que se han hecho con el poder mientras intenta frenar los deseos de revancha de sus compañeros de viaje. Brian Wood entra en la colección a tiempo de comenzar una nueva etapa en la que brillan las excelentes caracterizaciones de los personajes juveniles que lo han hecho famoso y ese nuevo aire catastrofista y tenebroso que ha tomado la totalidad del universo Ultimate en su última etapa.

La división nos llevará a la caída pero Unidos, Resistimos




Este número de la colección nos reserva una entrega doble de su equipo más poderoso que cambiará por completo el status quo de uno de los personajes más famosos de Marvel. Las maquinaciones del misterioso personaje de ojos de diferente color han creado esa América fragmentada a la que hacíamos mención anteriormente. Sus maquiavélicos planes han llevado a la muerte a miles de personas y ni siquiera los héroes más feroces de esta realidad parecen ser capaces de frenarlo.

Sam Humphries pasa a ser guionista en solitario, tras su etapa junto a Jonathan Hickman, en estos números que enfrentan a los Ultimates contra gobiernos ávidos de poder, avariciosas multinacionales sin escrúpulos y sangrientas masacres perpetradas por aquellos que deberían proteger al pueblo. El papel salvador de los héroes y el carácter icónico del retorno a la batalla de uno de ellos nos llevará a uno de los finales más inesperados –aunque ya tratado de diferente manera en otros cómics de la Marvel tradicional por grandes artistas como John Byrne- de la historia de este universo.

La única nota negativa es el baile de dibujantes que está sufriendo esta colección y que le roba mucha de la espectacularidad que necesitaría para convertirse en la interesante lectura que hubiera podido ser.

Un complemento de obligada lectura



No he hablado hasta este momento de una de las citas obligadas dentro de este título y que, curiosamente, poco tiene que ver con la línea Ultimate. Panini ha apostado por un artículo en entregas realizado por el gran Julián M. Clemente que analiza en salvaje profundidad la Marvel de principios de siglo, o sea, del año 2000 en adelante. El increíble trabajo de documentación así como el estilo ameno utilizado por el escritor nos entrega uno de los más completos trabajos que podemos encontrar a la hora de revisitar esos años, oscuros y no tanto, de la Casa de las Ideas. Una verdadera delicia para los aficionados a los personajes marvelianos y al cómic en general.


contactarEdición impresa