Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
El Almanaque de mi Padre Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"No estoy para nada interesado en la industria del cómic." Alan Moore
ID

El Almanaque de mi Padre

Planeta reedita esta joya del manga costumbrista

Un artículo de Eva Mª Pastor - Introducido el 06/01/2014
El Almanaque de mi Padre
El Almanaque de mi Padre Japón - 2013
Guionista:Jiro Taniguchi
Dibujante:Jiro Taniguchi
Editorial:Planeta de Agostini Cómics - 272 páginas - colorbn Precio:16,95€
PUNTUACION
4/5
Etiquetas: El Almanaque de mi Padre / / / Manga / Drama / Drama /

Actualmente, Jiro Taniguchi es un autor querido, respetado y admirado fuera de su Japón natal, tanto aquí en España como en la vecina Francia o Estados Unidos, por poner algunos ejemplos... Poco a poco, todos hemos ido sucumbiendo a su narrativa pausada, sus historias intimistas y su sólido trazo, consagrando su éxito y haciendolo merecedor de repetidas reediciones, como la que Planeta deAgostini realiza con la obra objeto de nuestra reseña, El Almanaque de mi Padre.

Corría el año 2001 cuando, dentro de la colección Biblioteca Manga y su línea Pachinco, Planeta lanzaba por primera vez este título en tres números, descubriéndonos un autor que muchos consideraban desconocido por aquel entonces. Pero lo cierto es que este manga no era el primero que aterrizaba en nuestras librerías firmado por el genial dibujante sino que ya habíamos tenido oportunidad de ver sus lápices en Hotel Harbour View, publicada en 1993 con guión de Natsuo Sekikawa, y posteriormente entre las páginas de la olvidada Shonen Magazine, que nos traía la postapocalíptica obra Sobrevivir en la Nueva Era Glaciar. Sin embargo es cierto que, para muchos, aquellos 3 números fueron la primera toma de contacto con este autor, dejándonos a la mayoría encandilados desde entonces.


La historia comienza cuando Yoichi, protagonista de la obra, vuelve a su ciudad natal, Tottori, con motivo del funeral de su padre. Tras más de una década sin visitarle, Yoichi se plantea entonces numerosas cuestiones acerca de su familia, su relación y sus propios recuerdos. Habiendo considerado a su padre siempre como una figura ausente y distante, recluido y centrado en su trabajo, nuestro protagonista empieza a descubrir a lo largo del relato detalles olvidados o ignorados, pinceladas de la vida de su familia y su propio papel dentro de ella. El relato que se forja entonces, desde la infancia pasada hasta la adultez presente, brinda entonces a Yoichi un retrato diferente de la figura parental que él mismo había creado.


La narración de la historia abarca desde lo cotidiano a situaciones inesperadas, saltando entre pasado y presente constantemente a medida que se recorren las páginas del volumen. Sorprende el hecho de saberse inmerso en una obra de corte slice of life que transmite sosiego y que, sin embargo, se lee rápidamente, te bombardea con sensaciones y sentimientos y te deja cierto regusto agridulce cuando concluyes su lectura. Por supuesto, el excelente apartado gráfico ayuda a devorar la obra con avidez, ya que el dibujo de Taniguchi es sobresaliente, definido y detallado, de líneas confiadas y rasgos característicos, lo que ayuda a no perderse en ningún momento entre la cantidad de personajes presentados. Esto supone que el peso de la historia pueda apoyarse tanto en grafismo como en guión, dando como resultado páginas claras y nada sobrecargadas, pero llenas de información y detalles a todos los niveles.


La obra se reedita ahora en un formato de mayor tamaño al que habíamos visto en anteriores ocasiones, dentro de la línea Trazado de la editorial y que incluye, por primera vez, las páginas originales a color. En noviembre de 2008 Planeta deAgostini comics ya lanzó un volumen único con la totalidad de la obra y, desde que llegara por primera vez a nuestro país, se han publicado un considerable número de mangas del autor; algunos en la misma línea costumbrista e intimista, como Barrio Lejano o Cielos Radiantes, otras de corte más aventurero como La Cumbre de los Dioses, K o Sky Hawk, hasta aquellos títulos que te abren el apetito con sólo leerlos, como El Gourmet Solitario.

Tanto si estáis habituados a las obras de Taniguchi como si queréis un buen manga que os lo descubra, El Almanaque de mi Padre es una lectura recomendadísima para acercaros a este autor de referencia o dejaros terminar de conquistar por lo que transmiten sus páginas.


contactarEdición impresa