Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
PatrullaX: Orígenes 1 Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"A veces te despiertas; otras, la caída te mata. Y en ocasiones, cuando caes desde muy alto, puedes volar." Todd Faber / The Sandman (Fear of Fanning)
ID

PatrullaX: Orígenes 1

Retorno al pasado

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 25/02/2011
PatrullaX: Orígenes 1
PatrullaX: Orígenes 1 EE.UU. - 2011
Guionista:Mike Carey, Craig Kyle, Christopher Yost, Marc Bernardin, Adam Freeman, Valerie
Dibujante:Trevor Hairsine, Cary Nord, Karl Moline, David Yardin
Editorial:Panini Comics - 128 páginas - color Precio:12,00
PUNTUACION
2,5/5

Panini publica en un tomo cuatro de los especiales enmarcados dentro de esa colección denominada X-Men Origins y dedicada a volver a contar los primeros días de los más importantes personajes del universo mutante. En esta ocasión, asistimos al origen de Coloso, Rondador Nocturno, Emma Frost y Gámbito. El principal problema es que la mayoría de estas historias salen perdiendo en comparación con las primeras apariciones de tan ilustres héroes, o villanos si nos referimos a la Reina Blanca, tan icónicas y perfectas que no deberían ser recontadas.

En los casos de Coloso y Rondador Nocturno, los especiales relatan los hechos que llevaron a los dos integrantes del equipo de Charles Xavier al momento en que fueron reclutados por el telépata, aquel famoso Giant Size X-Men que dio el pistoletazo de salida a la era actual de los mutantes. Los guionistas Chris Yost, en Coloso, y Adam Freeman y Marc Bernardin, en Rondador Nocturno, ofrecen propuestas desangeladas y poco interesantes que no aportan nada nuevo a los orígenes de estos personajes. El apartado gráfico tiene algo más de suerte con los correctos trabajos de Trevor Hairshine y Cary Nord.

La más fea del baile es, curiosamente, Emma Frost, con un relato totalmente vacío e innecesario de los días de colegio de la que llegará a convertirse en una figura de vital importancia en el mundo mutante Marvel. El preámbulo que Valerie D’Orazio y Karl Moline nos entregan, comparado al magnífico Uncanny X-Men 131, realizado por esos maestros que son Chris Claremont y John Byrne, evidencia no tener ni pies ni cabeza y convierte a un personaje tridimensional y humano en una caricatura vacía.

Mención aparte merece el especial de Gámbito que aporta algo de información y se convierte en la mejor lectura del tomo. Mike Carey, ayudado por el buen hacer de David Yardin e Ibraim Roberson en los dibujos, realiza un interesante recorrido por el pasado del famoso ladrón cajún. Eventos como el trato con Mr. Siniestro, el reclutamiento de los Merodeadores o la mismísima Masacre Mutante se entrelazan en una historia que, al menos, aporta algo de interés al conjunto.

contactarEdición impresa