Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Secret Wars Crossover #1: Las Secret Wars Secretas de Masacre Comic Digital

blogs

La Atalaya del Vigía

Astro Boy: La piedra fundacional del manga

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Cómo pueden odiarse tanto dos personas que no se conocen?" Batman a El Joker / La Broma Asesina
ID

Secret Wars Crossover #1: Las Secret Wars Secretas de Masacre

El Mercenario Bocazas reescribe la historia Marvel

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 20/11/2015
Secret Wars Crossover #1: Las Secret Wars Secretas de Masacre
Secret Wars Crossover #1: Las Secret Wars Secretas de Masacre USA - 2015
Guionista:Cullen Bunn
Dibujante:Matteo Lolli
Editorial:Panini Cómics - 112 páginas - color Precio:7,95€
PUNTUACION
3/5

Artículos relacionados

· La Muerte de Masacre al estilo Lobezno

· Rob Liefeld vuelve a Masacre con Deadpool: Bad Blood

· El peculiar Halloween de Masacre con Ryan Reynolds

En la actualidad existen tres autores a los que podemos considerar los cronistas oficiales de Masacre. Por una parte, tenemos al tándem formado por los geniales Brian Posehn y Gerry Duggan que nos han entregado la última colección en solitario del Mercenario Bocazas en la Casa de las Ideas. Su visión del psicopáticamente simpático personaje nos ha dejado decenas de recomendables historias y nos ha llevado hasta un momento que creíamos impensable: la inesperada boda de Wade Wilson.


Pero hay otro guionista –y sí, sabemos que en breve los mismísimo creadores del personaje, Fabian Nicieza y Rob Liefeld presentarán nuevos proyectos- cuyo trabajo en Marvel parece intrínsecamente conectado a este lunático de gatillo fácil y que responde al nombre de Cullen Bunn. Autor de un western en el sello Oni Press llamado The Sixth Gun –que esperamos vea la luz pronto en nuestro país debido a su carácter de puro espectáculo y asombrosa calidad- entre otras obras, Bunn es conocido en Marvel por obras como Veneno, Caballero Luna o las futuras Drax y Uncanny X-Men.


Sin embargo, este guionista se vinculó al universo Masacre con la celebrada Deadpool Kills the Marvel Universe, una descarnada y salvaje mirada a lo que pasaría si nuestro adorable asesino perdiera definitivamente la cabeza –lo sabemos, ya escucha tres voces a la vez así que no parece que necesitara mucho más…- y se lanzara a acabar con la totalidad de personajes superheroicos marvelianos. El oscuro arte de Dalibor Talajic nos sumergía en una siniestra realidad en la que nuestro protagonista era el más desquiciado o el más cuerdo de los residentes, dependiendo de si creíamos la morrisionana explicación a los hechos que insinuaba el guión de Bunn.


El éxito de esta propuesta llevó a la editorial a convertir el evento en saga y lanzar Deadpool Killustrated –donde el mercenario convertía a los grandes clásicos de la literatura en sus objetivos- o Deadpool Kills Deadpool. A estos títulos siguieron otros como Night of the Living Deadpool –donde un brote zombi convierte a todos los afectados en copias del protagonista-, Deadpool vs Carnage o Return of the Living Deadpool.

Con este currículum no es de extrañar que la Casa de las Ideas lo volviera a escoger para uno de sus más extraños y disparatados títulos del macroevento Secret Wars: una serie limitada de cuatro números que narraría el papel vital que jugó Masacre en la primeras y populares guerras secretas marvelianas. ¿Qué no te acuerdas de eso? No te preocupes, Masacre te lo contará sin problemas y con todas las voces de su cabeza ayudando para que no te pierdas ni una de sus intrépidas y definitorias acciones en el Mundo Batalla original.


El resultado es una simpática aunque no excepcionalmente brillante historia repleta de las frases políticamente incorrectas, inapropiados flirteos y rabiosa psicopatía que Masacre ha convertido en marca de la casa. Momentos muy acertados como la intervención de nuestro protagonista en la famosa escena en la que Hulk sostiene una montaña sobre sus hombros para evitar la muerte de los héroes o el primer contacto entre el simbionte que daría su traje negro a Spiderman y Wade no nos salvan de la sensación de que la historia podría haber dado mucho más de sí.

Aún así, una entretenida lectura que nos puede alegrar una tarde de domingo y jugar con esa parte comiquera de nuestras mentes llamada nostalgia.


contactarEdición impresa