Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
American Gods Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"El cielo de un guerrero lo dan los actos, no las creencias. Las estrellas no nos piden nuestra fe antes de sonreírnos." Thor, Thor #16
ID

American Gods

La mágica novela de Neil Gaiman se hace cómic

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 05/08/2019
American Gods
American Gods USA - 2019
Guionista:P. Craig Russell
Dibujante:P. Craig Russell, Glenn Fabry, Fabio Moon, Becky Cloonan
Editorial:Planeta Cómic - 264 páginas - color Precio:25,00€
PUNTUACION
4,5/5

Artículos relacionados

· Sandman: Revisitando a los Eternos

· Sandman - Noches Eternas

· Miracleman de Neil Gaiman #1: La Edad de Oro

Desde esa antológica colaboración de Neil Gaiman y P. Craig Russell en el ya mítico Sandman #50, ambos artistas han establecido una simbiosis casi perfecta que les permite complementarse en la viñeta de manera envidiable. Ya sea con trabajos conjuntos con Gaiman a los guiones -como la citada oda a Las Mil y Una Noches llamada Ramadán o ese retorno al universo eterno llamado Muerte en Venecia protagonizada por una de las encarnaciones más bellas y profundas de Muerte- o en solitario, Craig Russell se ha convertido en uno de los creadores más cercanos a las inquietudes artísticas de Gaiman lo que le ha permitido pasar a ser el autor completo perfecto para la traslación de los trabajos del guionista británico al noveno arte.


De esta manera, en los últimos años P. Craig Russell se ha permitido la adaptación de un importante número de trabajos de Gaiman a la viñeta, destacando títulos como Misterios de un Asesinato, Cazadores de Sueños o las mayúsculas Coraline y El Libro del Cementerio -todas lecturas obligatorias para aquellos que busquen sumergirse en universos únicos y fascinantes alejados de los rincones mainstream del cómic-, que le han granjeado magníficas críticas gracias a su capacidad como escritor-adaptador y, por supuesto, como excelso dibujante con un estilo perfecto para adentrarse en la rica mente de un genio como Gaiman.


Cuestión de medio


Suponemos que la creciente confianza de Dark Horse Comics en el autor y la necesidad de capitalizar el éxito de la adaptación catódica de la espectacular novela American Gods, animaron a todos los implicados a sacar adelante una ambiciosa traslación comiquera de la misma que se convierte por méritos propios en la mejor opción posible si somos fans confesos del trabajo original de Gaiman. Como ocurre en múltiples ocasiones y a pesar de su incuestionable calidad y rabioso salvajismo como producto televisivo, la serie creada por el atrayentemente extravagante Bryan Fuller -y si no nos creéis sólo tenéis que acercaros a obras magnas, aunque a menudo incomprendidas, como Tan Muertos como Yo, Criando Malvas y, sobre todo, Hannibal (Netflix, una cuarta temporada, por favor…)- es una traslación libre del material original que juega con los conceptos del escritor para crear sus propias reglas y personajes.


Sin embargo, la popularidad de la propuesta convertía la llegada de un cómic basado en los conceptos del escritor en una apuesta segura que las cabezas pensantes de Dark Horse no podían dejar pasar. Dicho y hecho, Craig Russell aceptó el encargo y planteó su extraordinaria adaptación como una serie de miniseries interconectadas que hicieran justicia al vasto y exorbitante cosmos creado por Gaiman.

“Tengo un trabajo para ti, Sombra”


Sombra Moon ha cumplido su condena de la manera menos problemática y más tranquila que ha sido posible. Su imponente apariencia y dedicada serenidad le han permitido mantener los problemas a raya y la ilusión de volver a reunirse con su adorada esposa han mantenido su ilusión por la vida tras este periodo en el infierno. Sin embargo, una noticia vendrá a destrozar sus esperanzas a tan sólo dos días de la libertad: Laura ha fallecido en un accidente de tráfico.


Tras este devastador suceso, Sombra será liberado y se encontrará en un mundo del que no quiere formar parte y que no tiene nada que ofrecerle. Sin embargo, un extraño tipo que responde al nombre de señor Wednesday se cruzará en su camino con una propuesta de negocios que no podrá rechazar.

Nuestro protagonista se verá entonces arrastrado a un mundo en el que los fantasmas no parecen tener ningún interés en permanecer muertos, los seres mitológicos campan a sus anchas con peligrosas propuestas y una guerra entre dioses olvidados y nuevos se fragua en el horizonte.


Planeta recoge ahora en este primer tomo el arco inaugural de la colección que nos muestra el increíble trabajo de P. Craig Russell a la hora de atrapar la magia de las páginas de Gaiman. Además, el autor sabe captar una de las claves de la novela original y dedica capítulos a las diferentes historias de los protagonistas del título rodeándose de un elenco de dibujantes, entre los que destacan Glenn Fabry, Fabio Moon o Becky Cloonan, que transmiten su estilo personal a esta serie de pequeños relatos dentro de la narración principal que nos permiten conocer aún mejor algunos de los inigualables rincones mágicos de este incomparable universo.


contactarEdición impresa