Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Marvel Saga - Peter Parker: Spiderman #1: Los Días de Nuestra Vida Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Y mientras Namor tolera muy poco los retardos... Yo por ti, Susan, esperaría eternamente." Namor a Susan Storm / 4 Fantásticos #588
ID

Marvel Saga - Peter Parker: Spiderman #1: Los Días de Nuestra Vida

Historias con más hombre y menos araña

Un artículo de José María Pérez Cuajares - Introducido el 20/06/2022
Marvel Saga - Peter Parker: Spiderman #1: Los Días de Nuestra Vida
Marvel Saga - Peter Parker: Spiderman #1: Los Días de Nuestra Vida USA - 2022
Guionista:Paul Jenkins, Howard Mackie
Dibujante:Mark Buckingham, John Romita Jr.
Editorial:Panini Cómics - 216 páginas - color Precio:16,50€
PUNTUACION
4/5

Artículos relacionados

· Marvel Saga #117 – El Asombroso Spiderman #52: Escorpio Ascendente

· El Asombroso Spiderman: Las Tiras de Prensa #3

· Marvel Héroes - El Asombroso Spiderman: Matanza Máxima

Cuando tienes entre manos un personaje multimedia como Spiderman, debe ser muy difícil seguir creando aventuras mes a mes sin caer en el tedio más absoluto, o comenzar a repetirte de vez en cuando. Y si encima complicamos aún más la tarea multiplicando las apariciones del personaje en otras series de la editorial, o haciendo que cada mes convivan varias cabeceras con su nombre en la portada, la tarea se vuelve más y más complicada. La década de los 90 nos dejó un buen puñado de series y sagas dignas de hacer sonrojarse al más fiel de los lectores, y Spiderman no fue una excepción. La marcha de John Byrne de la serie, que había sido renumerada convenientemente para la llegada del canadiense, provocó que los títulos arácnidos cayesen en una espiral muy peligrosa, en la que eran necesarios golpes de efecto cada poco tiempo para mantener la atención de los lectores, aunque con la misma rapidez que dichos cambios llegaban, se volvían a dejar como estaban, aterrorizados ante la idea de que algún lector se sintiese ultrajado y dejase la colección.


Pongámonos en situación. Mary Jane acaba de fallecer en un misterioso accidente de avión, del que lógicamente no tardará en regresar, y resultaría lógico pensar que a esta trágica línea argumental le seguirían varias entregas protagonizadas por un Peter cabizbajo y amargado. Sin embargo, llegan a la serie dos autores llamados a poner patas arriba la serie, con una de esas etapas que pasan desapercibidas, pero que consiguen el favor del público con el paso del tiempo. Estos números de Peter Parker: Spiderman, que transcurrían en paralelo a la llegada del mismísimo J.M. Straczynski en Amazing Spiderman, se centraban en el hombre más que en el héroe, aunque la pareja de autores no se olvida de lo que realmente vende cómics, e incluye en cada entrega su consiguiente escena de acción.


La doble página que abre el tomo es toda una declaración de intenciones, con un Peter sentado en el cementerio, bajo la lluvia, reflexionando sobre su más reciente pérdida, y sobre la que la inició todo: la muerte de su tío Ben, a quien recuerda a través de varios flashbacks tan simples como efectivos. Así, usando el humor como arma, Paul Jenkins nos trae un Spiderman con sabor clásico, al que rápidamente rodea de los villanos de antaño, como el Hombre de Arena o el Duende Verde, y una fluidez que se echaba de menos en esa época. Con respecto al dibujo, el estilo de Mark Buckingham le sienta muy bien al personaje, ya que la expresividad que le otorga es uno de los símbolos definitivos de que algo ha cambiado. También tendremos a John Romita Jr en alguna de las entregas, del que no hay que decir mucho, ya que ha servido para redefinir en más de una ocasión al personaje, y sigue haciéndolo a día de hoy, algo que muy pocos artistas pueden afirmar. Publicada originalmente dentro de su Colección Extra Superhéroes, Panini recupera ahora estos números en el formato Marvel Saga, que tantas alegrías está dando a los aficionados, para que aquellos que cometieron el error de considerarlas “historias menores” y las dejaron pasar, se acerquen ahora a su librería favorita a solucionarlo.


contactarEdición impresa