Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Marvel Gold - Lobezno #1 Comic Digital

critica

Green Arrow #1

El Amanecer de DC trae de vuelta al Arquero Esmeralda

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Cuanto menos ropa tenemos, más nos acercamos al aspecto que teníamos cuando llegamos a este mundo. Nuestros cuerpos no tienen clases sociales." Las Serpientes Ciegas
ID

Marvel Gold - Lobezno #1

El mejor en lo que hace, y ahora en solitario

Un artículo de José María Pérez Cuajares - Introducido el 15/03/2023

Artículos relacionados

· Marvel Gold - La Imposible Patrulla-X #9: Inferno

· Marvel Gold - Los Nuevos Mutantes #2: Fiesta de Pijamas

· Marvel Gold - El Asombroso Spiderman #6: La Muerte de Gwen Stacy

Corría el año 1988, y la popularidad de Lobezno seguía creciendo cada mes, con los lectores demandando una serie propia para el mutante de las garras desde hacía mucho. Aunque la miniserie Honor de Chris Claremont y Frank Miller había servido para calmar los ánimos, los fans querían mucho más. La serie de la Patrulla-X acababa de vivir La Caída de los Mutantes, una de esas sagas que lo ponía todo patas arriba, dándole al grupo una nueva base de operaciones situada en el desierto australiano, y la oportunidad de oro para que se diera un nuevo comienzo a nuestro mutante favorito. Pero en Marvel decidieron no precipitarse, y el comienzo de esta etapa llegaría primero de forma dosificada, como serial dentro de Marvel Comics Presents, y luego ya como serie regular.


Para escribir estas nuevas aventuras, situadas en la isla de Madripur, nada mejor que confiar en Chris Claremont, y es que a estas alturas, el patriarca mutante conocía al personaje como pocos, y estaba dispuesto a encargarse de sus aventuras en solitario, integrándolas al mismo tiempo en las aventuras de la Patrulla-X que seguía escribiendo mes a mes. Para el cambio de escenario nada mejor que darle al personaje un nuevo uniforme y una nueva identidad, obra y gracia de un simple parche en el ojo, que además serviría para darle nombre al nuevo Lobezno. Estas primeras diez entregas publicadas en Marvel Comics Presents servían pues para presentar personajes, recuperar otros y darle a la colección el tono adecuado, el de una historia de bares, peleas y robos, que por extraño que parezca al encargarse Claremont de los guiones, transcurría a la velocidad del rayo y te dejaba siempre con ganas de seguir leyendo. Y es que hasta el estilo del guionista se transformaba aquí, con historias con mucha acción y pocos textos de apoyo, un cambio que sin duda era bienvenido por los lectores.


La serie regular llegaba a continuación sin cambios significativos, con la presencia de villanos clásicos de la Patrulla-X como Samurái de Plata, compañeros como Karma, y secundarios como Hemorragia y Camorra, con los que las peleas estaban aseguradas, la colección no tardaría en convertirse en lectura obligada para todos los aficionados, que habían encontrado así la forma perfecta de expandir sus historias mutis sin mayores complicaciones. Al frente del dibujo tendríamos un soberbio John Buscema, que en este tomo solo sería sustituido por Gene Colan en un número, que desde el principio hizo suyo al personaje, creando una de esas sinergias autor-personaje que de vez en cuando se dan. Claremont sin embargo abandonaría los guiones de la serie debido a la carga de trabajo, pero al dejarlos en manos de un cada vez más emergente Peter David, la serie continuó manteniendo un inmejorable nivel. Si eres fan de Lobezno, no puedes perderte esta oportunidad que le dieron en Marvel para brillar en solitario, lejos de las atestadas páginas de la Patrulla-X.


contactarEdición impresa