Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
La Secta de Matanza: Miseria Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Qué ironía, que la fuente de mis poderes termine por matarme cuando todo lo demás ha fallado" Superman / All Star Superman #1
ID

La Secta de Matanza: Miseria

Liz Allan entra al equipo simbionte

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 01/04/2024

Hay que reconocer que cuando Marvel encuentra un éxito inesperado no se anda con chiquitas. Desde la salvaje irrupción de Veneno en el universo Spiderman de mano de David Michelinie y Todd McFarlane -aunque ya lo veíamos en su forma de traje alienígena vampiro tras las Secret Wars de mano de Mike Zeck-, los simbiontes se han convertido en una continua fuente de ingresos para la Casa de las Ideas.

De hecho, cuando la fama de Veneno supuso el cambio de villano a anti-héroe para el personaje, la editorial se vio obligada a seguir explotando las posibilidades aterradoras de estos seres con la llegada de Matanza y el psicópata Cletus Kasady para protagonizar las peores pesadillas de nuestro querido Spiderman. Por supuesto, no pararía ahí la cosa con decenas de desquiciados seres apareciendo cada vez que Cleus se enfrascaba en una pelea, era atrapado y estudiado o, simplemente, estornudaba o se cortaba afeitándose.

En esta tesitura nos encontramos actualmente y, como suele ocurrir, la llegada de un aniversario para cualquiera de estos personajes solo puede suponer nuevas e interminables celebraciones en forma de miniseries, apariciones secundarias y proyectos especiales para nuestros alienígenas chupópteros. Dentro de este proyecto encontramos la historia que nos ocupa y en la que los desconocidos Sabir Pirzada y Francesco Mortarino se marcan una aventura con protagonismo absoluto de Liz Allan.


Madre de Normie y exesposa de Harry, su historial con la familia Osborn no ha sido exactamente una fuente de continuas alegrías para nuestras protagonistas. Sin embargo, ahora se ha convertido en la cabeza comercial de la megaempresa Alchemax y lleva una existencia tranquila que, como podréis adivinar, pronto se verá amenazada a todos los niveles.

Cuando Toxina y varios simbiontes sean robados de la sede de la Fundación Vida y la vida de sus seres queridos sea nuevamente amenazada, Liz tomará la decisión más importante de su vida y se convertirá en algo que el universo Marvel nunca ha visto antes… y para lo que podría no estar preparado. La nueva realidad de nuestra protagonista le permitirá emprender la misión de rescatar a los desaparecidos alienígenas y asegurarse de que nadie pueda usarlos para sembrar el caos y destruir todo aquello que ella conoce.


contactarEdición impresa