Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
130 dólares que hicieron historia Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Y mientras Namor tolera muy poco los retardos... Yo por ti, Susan, esperaría eternamente." Namor a Susan Storm / 4 Fantásticos #588
ID

130 dólares que hicieron historia

Se subasta el cheque con que DC cómic compró Superman

Un artículo de Redacción - Introducido el 31/03/2012
¿Puede un cheque convertirse en objeto de culto?

No quedan muchos lectores avezados de cómic y que se hayan informado un mínimo que no conozcan la historia de una de las compras de derechos más juzgadas de toda la historia del cómic. Dicha historia tiene que ver con dos jóvenes artistas, Jerry Siegel y Joe Shuster, que vendieron los derechos de su personaje, Superman, para verlo publicado en Action comics. A cambio recibieron 130 dólares y un contrato para suministrar material al editor.
A pesar de que al poco tiempo renegociaron este acuerdo, los rencores por este primer contrato persistieron y, desde 1947 –año en que los creadores presentaron una demanda para que el contrato de 1938 se declarara nulo y se les restablecieran los derechos de la propiedad intelectual-, las querellas para recuperar los derechos y por recoger una parte de las ingresos que genera el personaje de DC se han sucedido una tras otra, incluso después de la muerte de los padres del superhéroe. Esta batalla ha durado en los tribunales, si bien con ciertos períodos de tregua, la friolera de sesenta y cinco años y, de momento, aún no se sabe si tendrá un final.
Una de las pruebas que la editora presentó durante los múltiples litigios mantenidos fue este famosísimo cheque de 130 dólares. DC Comics guardó este documento durante los años que le fue necesario, pero, llegado el momento en que ya no le fue necesario, ordenó a sus trabajadores que se deshiciesen de los legajos empleados en los juicios. Fue cuando uno de los empleados tuvo la suficiente visión como para conservarlo nada más y nada menos que durante treinta y ocho años.
Y es en estos días cuando la empresa www.ComicConnect.com, dedicada a la subasta de cómics y otros artículos relacionados con el medio a través de internet, está inmersa en la venta de este preciado artículo, que pretende cerrar el próximo dieciséis de abril. Actualmente se han producido diecisite pujas y la cifra de venta alcanza los treinta y seis mil dólares.
Vincent Zurzolo y Stephen Fishler, propietarios de la empresa que organiza la subasta, no dan crédito a sus ojos cuando han comprobado la existencia del cheque y han colmado de alabanzas no sólo a quien supo guardar esta reñida pieza de museo, creadora, según sus palabras, de “una industria de millones de dólares, y sin él no habría Superman, ni Batman, Spider-Man, X-Men ni ninguno de estos personajes”. Además, añaden que este artículo “es completamente diferente y único”, en el sentido de que nunca antes se había considerado un cheque como valioso, y lo comparan a la compra de la isla que ahora se conoce como Manhattan por Peter Minuet por veinticuatro dólares en 1626.


contactarEdición impresa