Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Critica USA: Cold War Vol. 1: El Contrato Damocles Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Cuando se pierde a alguien, nadie va donde quiere ir. Va donde necesita ir." Superman / All-Star Superman
ID

Critica USA: Cold War Vol. 1: El Contrato Damocles

John Byrne centra su atención en la Guerra Fría

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 15/05/2012

IDW es una editorial estadounidense que se ha consolidado en pocos años como una voz a tener en cuenta en el mundo del cómic actual. Con una producción mayoritariamente basada en licencias y recuperación de títulos clásicos, podemos encontrar en su catálogo colecciones dedicadas a favoritos del fandom como Doctor Who, Cazafantasmas o G.I. Joe. La calidad de sus títulos no deja de ser oscilante pero la simpatía y las ganas de ofrecer productos originales a los lectores ha conseguido que se ganen un hueco en el masificado mercado estadounidense.

En mi modesta opinión, hay tres razones principales por la que los cómics de IDW deben tener su oportunidad. La primera es que se han marcado el objetivo de darle una segunda oportunidad a grandes obras del cómic que quedaron inacabadas o en las que los autores no terminaron de ofrecernos lo que podían con sus creaciones. El mejor ejemplo de esto es la continuación de esa magnífica obra que es Next Men y que supuso para muchos la última gran obra del genial John Byrne. No es el momento de contaros la increíble calidad de esta segunda “temporada” de los jóvenes héroes ni el retorno a la grandeza de los lápices de Byrne, pero sí lo es para hablaros de otra obra que nos devuelve al creador canadiense en la mejor forma que ha mostrado en años.



Cold War es una típica historia de espías ambientada durante la guerra fría, con su inevitable dosis de persecuciones, deserciones y traiciones, sus personajes de dudosa moralidad y sus espías de cambiante lealtad. Su protagonista, Michael Swann, es un agente secreto del MI-6 retirado más parecido al James Bond de Sean Connery que al de Daniel Craig. Byrne se divierte en este tapiz que nos devuelve a una época donde la inexistencia de los móviles e internet convertía el trabajo de espía en algo quizás menos complicado pero bastante más peligroso.



He usado el término típico no como algo negativo, sino como un refuerzo de la seguridad de que vamos a encontrarnos con una historia bien narrada y más anclada en otra época y manera de contar historias. Un cómic con un sabor clásico y divertido que supone un interesante aporte en el superpoblado cosmos editorial moderno.

¿Las otras razones? Que son los culpables de la continuación de Locke & Key, que publica de manera impecable Panini en nuestro país, y de una increíble serie de obras de arte bajo el nombre de Artist´s Edition. Solo queda esperar que obras como este Cold War, o la conclusión de Next men vean pronto la luz en nuestro país.


contactarEdición impresa