Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Masacre MAX # 2: La vida mata Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"El amor no es ciego, solo selectivamente miope" Hulk a la Abominación / Grandes Sagas Hulk 1994
ID

Masacre MAX # 2: La vida mata

El mercenario bocazas en su más psicopática encarnación

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 21/05/2012
Masacre MAX # 2: La vida mata
Masacre MAX # 2: La vida mata USA - 2012
Guionista:David Lapham
Dibujante:Kyle Baker
Editorial:Panini Comics - 144 páginas - color Precio:12,00
PUNTUACION
3,5/5

El primer volumen de las aventuras MAX del mercenario con incontinencia verbal llega a su fin. Pero no os preocupéis. David Lapham y Kyle Baker han conseguido, gracias a la mayor concentración de burradas y bestialidades por viñeta cuadrada del mercado superheroico –con permiso del The Boys de Ennis-, una segunda temporada en la que seguir desplegando todo el repertorio de vejaciones, mutilaciones y palabras malsonantes que nuestro amigo Wade tiene aún guardados.

En esta segunda entrega que publica ahora Panini, Masacre y Bob se verán de nuevo involucrados en varias aventuras en las que asistiremos a la reaparición del peculiar Cable y su dominio de las artes amatorias, las consecuencias de los planes de formar una familia de Dominó o la versión masacrizada de Resacón en Las Vegas.



Pero, sin lugar a dudas, el broche lo pone la reaparición de Taskmaster, esa suerte de madre de nuestro protagonista, culpable de sus capacidades asesinas y de la mayoría de psicopatías que luchan por controlar su mente. En un número que resume a la perfección la etapa de los autores, Bob buscará la ayuda de la peligrosa villana para convencer a Masacre de la amenaza de Hidra, lo que llevará al que puede ser el final de la fantasía de nuestro protagonista y el nacimiento de algo mucho más peligroso.

Irreverencia, perversiones y violencia pasadas por el prisma de un tipo que está mucho más allá de la locura pero que dispone de acceso a un arsenal interminable de armas de destrucción masiva. ¿Nerviosos? Nooooooo…


contactarEdición impresa