Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Capitán Britania y el MI-13 Comic Digital

critica

Grand Dolls

Extraños muñecos, siniestros planes y denuncia social de mano del Dios del manga

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Las tendencias son para los borregos" Lady Bullseye / Daredevil vol.2 #112
ID

Capitán Britania y el MI-13

Una grata sorpresa

Un artículo de Jaime de Mora - Introducido el 07/07/2009
Capitán Britania y el MI-13
Capitán Britania y el MI-13 Estados Unidos - 2009
Guionista:Paul Cornell
Dibujante:Leonard Kirk
Editorial:Panini - 96 páginas - color Precio:8,60
PUNTUACION
4/5
Una serie de extraños sucesos están asolando Birmingham. Los servicios del MI-13 son requeridos y Pete Wisdom deberá formar un super-grupo de circunstancias para afrontar este caso. Las cosas empiezan a salir mal desde el mismo momento en que uno de los miembros del equipo está dispuesto a matar a cualquier precio a uno de sus compañeros.

Bien por lo inesperado de su propuesta como por la frescura de sus ideas cautiva esta colección, la “tapada” de Marvel, si se acepta la expresión. Una serie que (malditas ventas que no entienden de calidad) ya ha sido cancelada en EE.UU. tras encandilar a todo aquel que se ha acercado a sus, a priori, poco llamativas páginas, la crítica incluida. Porque relanzamientos de personajes, vueltas de tuerca y cabeceras nuevas las han habido a patadas, y más en la factoría Marvel. Y raro es el caso en el que estas series alcanzan unas cotas mínimas de originalidad y calidad. Lo contrario que El Capitán Britania y el MI-13.

Haber introducido a un personaje mítico como el Capitán Britania en una sección del servicio secreto de Gran Bretaña es el primero de los aciertos de un sorprendente Paul Cornell, empeñado en convencer al mundo de que las tradiciones y la mitología no están reñidas con la tecnología y los tiempos modernos. Y he ahí el punto fuerte de esta serie. En el primer número ya demostró que no hay mejor manera de derrotar a los skrulls que con una buena mezcla de magia, artillería y grandes ideas. Lo mismo que en esta entrega, donde, empezando por un villano inesperado, nada es lo que parece en un argumento cuyos giros de tuerca se suceden número tras número, facilitando seriamente la lectura del tomo de una sola tacada.

La fina ironía británica está presente en cada página, cortesía del genuino e irreverente Pete Wisdom, y la heterogeneidad (y morbo) del grupo está servido con la presencia de la vampiresa Lady Jacqueline, su némesis cazavampiros Blade, el Caballero Negro o una musulmana con tantos poderes como inseguridades. Paul Cornell indaga en las personalidades de cada uno de ellos y Leonard Kirk les da vida con sus espectaculares dibujos. Dentro de tanto tópico en el género, Capitán Britania y el MI-13 se merece, cuanto menos, una oportunidad.


contactarEdición impresa