Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Diario de una desaparición Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"'Ahora es mucho mas que eso. Siempre lo fue. Y le he mostrado que un hombre sin esperanza… es un hombre sin miedo'" Kingpin / Daredevil #229
ID

Diario de una desaparición

Los años oscuros

Un artículo de Antonio Núñez - Introducido el 06/02/2007
Diario de una desaparición
Diario de una desaparición Japón - 2006
Guionista:Hideo Azuma
Dibujante:Hideo Azuma
Editorial:Ponent Mon - 200 páginas - bn Precio:17

Bajo la engañosa apariencia de un manga humorístico (basta con hojear el tomo para crearse falsas expectativas debido al caricaturesco dibujo), el japonés Hideo Azuma ha realizado en Diario de una desaparición un escalofriante relato autobiográfico donde nos relata con pelos y señales todo aquello que le aconteció desde que, por culpa del estrés, un buen día de 1989 decidiera abandonar la vida que había llevado hasta entonces (familia y carrera como prestigioso dibujante incluidas) y ponerse a vivir como un vagabundo.

El álbum está dividido en tres extensos bloques, dedicados respectivamente a su vida como mendigo (con terribles descripciones de cómo se alimentaba a base de restos putrefactos, o de cómo luchaba contra el frío y la lluvia), como sufrido trabajador en una empresa de gas, y finalmente se nos habla de su estancia en una clínica de desintoxicación para alcohólicos.

La desazón que trasmite Azuma a través de sus experiencias cala hasta los huesos de cualquier lector con una mínima sensibilidad, y es que el protagonista se ve perdido en un mundo donde es incapaz de controlar su destino, reflejando su humanidad (para bien o para mal) en cada acción y diciéndonos bien a las claras que su caso no es único, sino que hay más gente que sufre tanto como sufrió él en esa época oscura de su carrera. Ponent Mon ya ha prometido la publicación del segundo tomo, y harías bien en no perderte la continuación de un testimonio tan desgarrador como este.


contactarEdición impresa