Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Yo, Vampiro: La orden de los Van Helsing Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"'¿Te acostaste con Emma cuando estábais en Hong Kong?' 'No. No lo hice. Me mantuvo despierto toda la noche'" Jean Grey / Scott Summers, X-Men vol. 2 #77
ID

Yo, Vampiro: La orden de los Van Helsing

Continúa la saga del vampiro Bennet.

Un artículo de Antonio Cañestro Lanzadera - Introducido el 18/07/2013
Yo, Vampiro: La orden de los Van Helsing
Yo, Vampiro: La orden de los Van Helsing USA - 2013
Guionista:Joshua Hale Fialkov
Dibujante:Andrea Sorrentino
Editorial:ECC Ediciones - 96 páginas - color Precio:8,95
PUNTUACION
3,5/5

Tras la publicación de Yo, Vampiro: Amor Impuro y los dos números de la misma serie que se incluían en la saga de la Liga de la Justicia Oscura “El Alzamiento de los Vampiros”, ECC lanza un nuevo tomo de una de las mejores series del nuevo Universo DC, a pesar de que la editorial ya la ha cancelado en la entrega 19, debido a las malas ventas. Mientras tanto, en España podemos seguimos disfrutando de la colección con este nuevo tomo que recoge el arco argumental “La Orden de los Van Helsing”.

Esta nueva historia tiene inicio poco tiempo después de los acontecimientos ocurridos durante el crossover con la Liga de la Justicia Oscura, poseyendo el vampiro Andrew Bennet un inmenso poder extraído directamente de los diferentes miembros de la Liga de la Justicia Oscura.



Además, al final del evento vimos cómo Bennet se convertía en el líder de todos los vampiros de los Estados Unidos, algo que en este tomo el protagonista aprovechará para guiarlos a todos hasta el desierto de Utah, donde los mantendrá alejados de la civilización humana y los alimentará de carne y sangre de ganado. Pero no todos aceptan la dieta pacifista indicada por Bennet, creándose una situación cada vez más tensa cuando comiencen a revelarse algunos de los chupasangres, entre ellos, Mary, la pareja sentimental de Bennet y su mayor enemiga.



Así, cuando la situación entre los vampiros se encuentra en su peor momento, estos sufrirán un ataque de grandes dimensiones por parte de la mítica orden de los Van Helsing, que, a pesar de varias modificaciones, mantiene los cánones de la organización, destacando en especial su interés por acabar por los vampiros sin importarle pagar el precio por muy alto que sea. El ataque hará que el desierto de Utah sea testigo de una cruenta y multitudinaria batalla entre los Van Helsing y los vampiros en la que no faltarán hombres lobo, zombies, momias y demás criaturas fantásticas. Además, si en el anterior volumen protagonizado por Bennet aparecía Batman y John Constantine como personajes invitados, en esta historia intervendrá el grupo Stormwatch.



Joshua Hale Fialkov, responsable de obras como Tumor o Ecos, sigue siendo el encargado de guionizar la serie, aunque este arco argumental tomará una nueva orientación cuando abandone el enfoque de road movie que tenía el volumen “Yo, Vampiro: Amor Impuro” para centrarse de pleno en la acción tras introducir al comienzo del tomo la base de la historia. Esto propicia que Fialkov deje en cierto modo de ahondar en los personajes, algo que no llega a actuar en detrimento de la historia, pues el guionista sabe mantenerla en constante dinamismo gracias a diversos giros argumentales que le ofrece al cómic logrando que la atención del lector no decaiga en ningún momento. Todo esto y las múltiples y violentas de acción hacen que la serie no pierda su calidad característica.



También repitiendo papel en la serie, Andrea Sorrentino se encarga de elaborar unos oscuros e impactantes dibujos que se muestran como los más apropiados para trasladar al papel las historias narradas por Fialkov. Éste sigue demostrando su calidad tanto para crear splash-pages de grandes espacios con multitud de personajes como para dibujar escenas más pequeñas en las que logra retratar multitud de detalles. A pesar de esto, el trabajo de Sorrentino no sería tan acertado sin la colaboración del colorista Marcelo Maiolo, quien sabe ofrecerle los matices más adecuados a la serie para que sus dibujos tomen esa estética oscura que la caracteriza.



En resumen, Fialkov sigue demostrando su buen hacer con esta serie que, a pesar de haber perdido un poco de fuerza en comparación con el anterior número, sabe mantener el interés del lector durante todo el número gracias a las trepidantes escenas de acción y al dinamismo que marca el arco argumental.



contactarEdición impresa