Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Shade: El Maestro de la Oscuridad Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Cuando llegue a las puertas del cielo... ¿Dios me plantará cara o se apartará y me dejará sentarme?" Nick Furia / Ultimate Extinction #2
ID

Shade: El Maestro de la Oscuridad

El renacer de la Oscuridad nunca fue tan agradable

Un artículo de Mario de Olivera - Introducido el 17/12/2013
Shade: El Maestro de la Oscuridad
Shade: El Maestro de la Oscuridad USA - 2013
Guionista:James Robinson
Dibujante:Varios
Editorial:ECC Ediciones - 144/ páginas - color Precio:13,95/12,95€
PUNTUACION
5/5

No han sido pocas las veces que crítica y aficionados han dado un pequeño tirón de orejas (Eufemismo Alert!!!) a Dan Didio por algunas de las decisiones editoriales que ha ido tomando a lo largo de su carrera como mandamás de DC. Cierre de colecciones, guiones corregidos sobre la marcha, artistas de dudosa calidad o el más reciente lavado de cara que ha tenido todo el Universo Deceita, estas razones y algunas más le han muchos quebraderos de cabeza a toda la cúpula creativa. Pero también ha habido alegrías y buenas noticias, no todo va a ser regañinas y malas palabras.

Al final, la fórmula para hacer un cómic que pusiera de acuerdo a todo el mundo respecto a su (buena) calidad era bien sencilla: cójase un personaje lo suficientemente atractivo para el gran público, añádase un guionista que ya lo manejara a su antojo sacándole el máximo partido y finalmente regarlo con un grupo de ilustradores a cada cual más espectacular y sobresaliente. Resultado: The Shade, guionizado por James Robinson y dibujado por algunos de los mejores artistas del momento ha resultado ser toda una sorpresa por su calidad a todos los niveles.


El personaje de Richard Swift era el típico villano del tres al cuarto que aparecía de vez en cuando para hacerle la vida un poco más complicada al Flash de hace algunos años. Acompañado de su banda de malhechores, sus fechorías siempre terminaban con una humillante derrota a manos del héroe de turno. Pero llegaron los convulsos noventas y Robinson usó al personaje en su maravillosa Starman, colección que es todo un canto a la nostalgia, al cómic clásico y al buen gusto.


Pero la colección protagonizada por Jack Knight terminó dejando tras de sí ochenta entregas, algún que otro especial y miniserie y, sobre todo, una legión de fans que colocaban la obra a la altura de Sandman o La Cosa del Pantano de Moore. Llegó La Noche más Oscura y El Día más Brillante y algunas colecciones se ganaron un número extra. Una última bala para demostrar que años después de su cierre aún tenían el tirón comercial que se necesita para adornar las estanterías de las librerías especializadas. Starman fue una de las elegidas y aquel número 81 hizo soñar a más de uno.


La actualidad de DC necesitaba un nuevo Starman por lo que Robinson no se lo pensó cuando le ofrecieron la posibilidad de trabajar con The Shade, aquel dudoso héroe que algunas veces se comportaba como un villano, pero siempre con la clase y educación de un perfecto caballero inglés, volvía a protagonizar una serie, esta vez de doce entregas, para hacernos recordar que hacer comics de gran calidad es algo bastante fácil siempre que cada uno sepa cuál es su cometido en la maquinaria editorial.

Ni que decir tiene, este The Shade no se parece en nada a cualquiera de las series que DC publica cada mes ya que tanto su planteamiento como su factura final se sale bastante de la norma establecida tanto por DC como por Marvel. La acción se inicia con un Richard Swift quejándose del mes de Octubre y preparándose para una posible ruptura con su pareja. A partir de este momento la trama saltará de una localización a otra introduciendo personajes que serán de vital importancia en la historia. Tan pronto estamos en Opal City como damos un salto hasta Barcelona donde habrá una trama llena de Inquisidores, súper héroes y vampiros.


Sin embargo, lo más sorprendente no es ver como el guión evoluciona hasta la aparición de dioses extraterrestres, quizás lo más llamativo es ver el retrato que se crea del personaje a lo largo de su existencia, un viaje a través de distintas fases de su vida que nos muestra escenas pasadas de Swift y en las que Robinson se siente muy cómodo, y eso se nota en las tres partes de Lazos Familiares, escenas intimistas que nos narrarán incluso el origen de tan singular personaje.

A todo esto hay que añadir los artistas encargados de ilustrar estas nuevas aventuras de Shade, elegidos cada uno de ellos para dar vida a una parte de la historia donde poder lucirse a base de bien: Javier Pulido, Cully Hammer, Darwyn Cooke, Jill Thompson, Gene Ha o el espectacular Frazer Irving. Cada uno de los elementos que forman esta The Shade funciona a la perfección y convierte estos dos volúmenes editados por ECC en un clásico instantáneo que nadie debería perderse.


contactarEdición impresa